Los equipos Pedro Sánchez y Patxi López han criticado la tardanza en conocer la ponencia que va a servir de base de debate para el próximo Congreso del PSOE y que se ha aprobado este sábado en el Comité Federal del partido, que también ha dado luz verde al calendario de las primarias.

Fuentes de la candidatura de Patxi López han lamentado que después de seis meses desde la salida del ex secretario general Pedro Sánchez no hayan recibido la ponencia hasta unas horas antes, sin capacidad de hacer aportaciones o introducir enmiendas.

Crítica similar desde la candidatura de Pedro Sánchez, que ha recordado que la «excusa» y la «coartada» de la gestora para no convocar con urgencia el Congreso fue precisamente la necesidad de hacer un debate de ideas «reposado», aunque después se les entrega el documento sobre la marcha, han denunciado. Los afines a Sánchez no han participado en la votación.

Les han contestado fuentes de la gestora, que han recordado que ninguna de las dos candidaturas críticas han querido participar del debate previo que ha servido para elaborar el documento, ni tampoco participaron de las reuniones preparatorias.

Han comparado la actitud de las candidaturas críticas como un mal equipo de fútbol que, como no puede ganar el partido por sus propios medios, se dedica a enfangar el terreno de juego.

Las primarias: el 21 de mayo

El Comité Federal del PSOE ha aprobado este sábado el calendario y la ponencia para el 39 Congreso del partido entre críticas de algunos sanchistas. De hecho, uno de ellos ha presentado una propuesta alternativa pidiendo que el cuerpo electoral de estas primarias se fije antes del inicio de la recogida de avales y que el plazo para las firmas se amplíe, y que sólo ha recibido el apoyo de seis personas.

De esta manera, se ha dado luz verde al proceso que culminará en la votación del 21 de mayo para elegir al nuevo secretario general del partido. Los aspirantes deberán recoger las firmas del 5% de la militancia entre los días 20 de abril y el 4 de mayo para poder convertirse en candidatos.

Así se ha decidido por asentimiento en un Comité Federal mucho más breve de lo habitual. No ha habido ningún voto en contra, si bien, tal y como ha apuntado el portavoz de la Gestora, Mario Jiménez, se ha entendido que las seis personas que han apoyado al sanchista Javier Izquierdo, de Valladolid, se oponían a la propuesta de la dirección.

En concreto, han criticado que el censo definitivo no se cierre hasta el 28 de abril, cuando la recogida de avales comienza el 20. Sin embargo, el ‘número dos’ de la dirección ha recalcado que los precandidatos no van a tener acceso a estos datos y ha subrayado que el censo se usa para la verificación de los avales, no para su recogida.

El PSOE ha fijado de manera provisional su censo para las primarias en 177.902 militantes, unos 20.000 menos que en las de 2014. Una vez se hagan las comprobaciones de las últimas afiliaciones y se certifiquen que todos están al corriente de pago, la cifra definitiva se comunicará el 28 de abril.

La cifra provisional incluye a los militantes del PSOE y a los del PSC, así como a los miembros de las Juventudes que tienen doble afiliación. Este recuento se ha hecho una vez el PSC les ha trasladado su censo actualizado, tras haber restado a los afiliados que no estaban al corriente de pago de sus cuotas, una exigencia del PSOE.

Según han informado fuentes de este partido, al aplicar el criterio de Ferraz, de sus 17.872 afiliados, podrán votar 14.322. De esos, 419 de son de la organización juvenil del PSC.

Pese a estas discrepancias, muchos miembros del Comité Federal han asegurado que la cita se ha desarrollado en un buen tono. «Se ha recuperado la camaradería», ha llegado a asegurar un dirigente territorial, que ha explicado que así se ha visto en los gestos y los saludos que se han intercambiado los compañeros.