Jordi Pujol Ferrusola usó dos empresas en Argentina para llevar a cabo un blanqueo de capitales e introducir dinero en el sistema financiero español, según consta en un informe de la UDEF remitido al juez José de la Mata. En este documento se mencionan los viajes del Jordi Pujol Soley y Artur Mas cuando el primogénito de los Pujol participaba a través de un intermediario en la gestión del puerto de Rosario.

En este nuevo informe se analiza la relación de Pujol hijo con las sociedades que controlaban el puerto del Rosario y con la construcción y desarrollo de un casino en esta localidad argentina, de un hotel de cinco estrellas y de un centro internacional de convenciones.

El representante de Pujol jr

Los investigadores explican que el primogénito de los Pujol aparece formalmente como socio de la sociedad Rosario Port Services en julio del 2007, pero sospechan que su entrada en este negocio se remonta al 2001 a través del que fuera senador de CiU Lluis Badía que era gerente de esta sociedad y que en el 2001 se comprometió a inyectar en la misma seis millones de dólares en un plazo de 18 meses.

Para poder acudir a esta licitación, según la UDEF, era necesario que un operador «con amplia experiencia en logística» se hiciera cargo del 30% del paquete accionarial de la empresa Terminal Puerto Rosario que acabaría en manos de Pujol jr y su ex mujer Mercè Gironés.

El acto institucional de este acuerdo contó con representantes de la Generalitat de Catalunya como Emilio Mateu y en el 2003 Artur Mas, entonces conseller de Economía, asistió a la inauguración de la ampliación de la terminal local del Puerto de Rosario.

Viaje cuestionado

Además, los investigadores señalan como indicio de la relación del primogénito con Puerto Rosario antes de su integración formal en el 2007 el viaje en el que acompañó a su padre a Argentina en el 2001 y 2003 y que fue «cuestionado en el Parlament».

Los agentes describen en este documento los vínculos entre Badía y Jordi Pujol hijo y los flujos de dinero desde cuentas de Andorra y Suiza a Argentina.

Por su parte, el socio del primogénito, Gustavo Pedro Shanahan, aseguró en una entrevista periodística que el primogénito blanqueó 12 millones de dólares en Argentina en dinero negro. Una declaración de la que luego se desdijo en su declaración ante el juez.

La UDEF asegura que en estos negocios Pujol jr recurrió a la caja común que ha sido usada por el resto del clan. Y citan una transferencia de 451.753 dólares que Gironés traspasó para comprar acciones de Puerto Rosario. Un importe que coincide con una factura girada por Isolux como pago a Pujol Jr. por los servicios de colaboración con los proyectos de México.

Evasión de 14 millones

Los investigadores tildan como «irracional» esta transacción. Y también acusan a Pujol jr de emitir facturas falsas «simulando la prestación de servicios» para justificar el desvío de fondos a Argentina.

Asimismo, los agentes sostienen que Pujol hijo ha llevado a cabo «una estrategia insistente y continuada de despatrimonialización» de sus activos para ponerlos fuera del alcance de la justicia.

También explican que con este fin ha usado tres sistemas. «Capitales que estaban en España y han desviado fuera de nuestras fronteras», capitales en Andorra «evadidos en julio del 2014» y derechos de cobro de préstamos en México que debían haberse reintegrado a España.

La policía, «realizando un cálculo aritmético, calcula que el matrimonio Pujol Gironés ha evadido 9,4 millones de dólares y 5,2 millones de euros.