El ‘Tramabús’ de Podemos sí recorrerá finalmente las calles de Madrid este martes. Según ha informado la formación, los «problemas técnicos» sufridos apenas 24 horas después de su puesta de largo, han sido solucionados.

Poco antes del mediodía la formación de Iglesias ha comunicado que el vehículo saldrá a las 12.30 horas con la ruta prevista desde el madrileño Paseo de Camoens, en una ruta que se centrará en las «cloacas del Estado» y en el que estarán el ex Jemad Julio Rodríguez, el guardia civil Juan Antonio Delgado y el escritor y nuevo asesor de Podemos Rubén Juste.

Según la versión que ha dado Podemos a El Independiente, la empresa que proporciona el vehículo informó esta mañana al partido morado de unos problemas «de embrague» que impedirían, por el momento, su utilización. Podemos no descartó en un primer momento que el autobús pudiera repararse y circular hoy mismo, aunque tampoco cerraba la puerta a que la campaña no se efectúe durante lo que resta de semana, como estaba previsto.

La compañía de alquiler sería la segunda a la que recurre Podemos, tras la negativa de una primera

Este medio ha tratado de contactar con la empresa, que se trata según ha revelado Vozpopuli de Julgar Bus SL, y han preferido no hacer ninguna declaración al respecto. Ésta es la segunda empresa a la que recurre Podemos para alquilar el vehículo del ‘Tramabús’. El primer intento se produjo hace unas semanas con otra compañía diferente, que al ver el mensaje expuesto en el bus acabó por negarse a prestar sus servicios al partido, según ha podido saber este periódico.

Este martes, tras contar con Pablo Iglesias e Irene Montero como particulares guías durante su primer recorrido por Madrid, estaba previsto que el encargado de liderar la ruta fuese Rafael Mayoral.

«El bus saldrá en cuanto se solucione el problema mecánico, al parecer en el embrague, pero seguiremos denunciando las mentiras», anunció Pablo Iglesias este martes en El Programa de Ana Rosa. Iglesias ha informado también del coste del autobús, que asciende a unos 600-700 euros diarios, cantidad que están sufragando con fondos con los que ya cuenta el partido y no a través de ninguna campaña concreta de captación de fondos.