«Un vaso es un vaso. Un plato es un plato. Una mafia es una mafia». Éste es uno de los lemas del autobús que Podemos ha sacado a la calle este lunes y bautizado como ‘Tramabús‘. En el vehículo, donde aparecen dibujados personajes como José Luis Bárcenas o Esperanza Aguirre, han viajado el secretario general del partido, Pablo Iglesias, y la portavoz parlamentaria, Irene Montero junto a una veintena de periodistas para poner sobre el mapa lo que consideran «la trama». El autobús, que este lunes se estrena en la capital, recorrerá otras comunidades autónomas y se adaptará a la nueva geografía con nuevas caras en cada uno de los casos.

El objetivo del partido es recorrer varios puntos de Madrid que considera clave para entender cómo funcionan las relaciones de poder en España. Su tramabús, especialmente decorado para la ocasión, incluye imágenes de políticos como los ex presidentes José María Aznar y Felipe González, así como de la portavoz del PP en el Ayuntamiento de Madrid, Esperanza Aguirre, el ex presidente de Caja Madrid Miguel Blesa, el de la patronal Gerardo Díaz Ferrán o el ex tesorero del PP Luis Bárcenas haciendo una ‘peineta’.

Según ha expuesto Montero, «un autobús en movimiento permite que en vivo y en directo puedas trazar la línea del poder», puesto que a su juicio «la trama tiene edificios, tiene ladrillos, tiene ventanas, y tiene lugares donde se toman decisiones importantes. Cuando la trama se reúne, ¿dónde se reúne?», se ha preguntado la portavoz parlamentaria. Montero ya explicó en una entrevista con Europa Press que una de las claves para desenmascarar «la trama» que, según denuncian, conforman las relaciones de poder entre las élites políticas y empresariales en España, es «poner nombres y apellidos a las grandes familias y propietarios que llevan mandando tantos años en nuestro país».

Iglesias ha anunciado, durante el recorrido en el autobús, que «todos los días habrá geografías distintas» y que «seguramente irán alterando sus caras»: «Cuando el tramabús viaje a otros puntos del Estado aparecerán otros rostros y otras geografías», ha añadido el secretario general de Podemos.

Las denuncias a través de los autobuses se han puesto de moda en los últimos meses. La organización Hazte Oír sacó a la calle un autobús para criticar la transexualidad con un mensaje dirigido a los niños que trajo consigo la polémica por mensajes como Los niños tienen pene. Las niñas tienen vulva. Que no te engañen. En este caso, la Policía Municipal de Madrid pasó a inmovilizar el vehículo y a denunciarlo inicialmente por incumplimiento de la ordenanza de publicidad del Ayuntamiento de Madrid. En su artículo 2, referido a «medios de expresión publicitaria no autorizada», se indica que «se prohíbe la publicidad en cualquier tipo de vehículo o remolque, en circulación o estacionado, excepto la que se realice en los vehículos destinados al transporte público».

Ese problema no lo tendrá el autobús de Podemos, ya que, según fuentes municipales consultadas por Europa Press, no contraviene la ordenanza de publicidad exterior del Ayuntamiento de la capital.