El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, puede pedir declarar por videoconferencia como testigo en el juicio del caso Gürtel si el tribunal no acuerda de oficio esta medida. Su declaración tiene que ser presencial porque solo podría comparecer por escrito si los hechos por los que va a ser preguntado los ha conocido como presidente del Ejecutivo, pero en esta vista lo hará como responsable máximo del PP.

La ley de enjuiciamiento criminal explica en su artículo 412 que el presidente del Gobierno, los miembros del Gobierno, la familia Real y otras autoridades pueden declarar por escrito durante el periodo de instrucción. Así ocurrió con Esperanza Aguirre que declaró por escrito en la instrucción de su caso, ya que se amparó en su condición de presidenta de la Comunidad de Madrid, pero que ahora deberá acudir en persona a esta vista el próximo jueves.

La familia Real exenta de acudir a los juicios

El artículo 702 de la misma ley también establece que en la vista oral «todos los que están obligados a declarar lo harán concurriendo ante el tribunal», salvo los miembros de la familia Real que pueden hacerlo por escrito.

Asimismo, en esta norma se recoge el mismo derecho para los presidentes de Gobierno que «hubieran tenido conocimiento por razón de su cargo de los hechos» que podrán «consignar por medio de informe escrito» del que se dará lectura inmediatamente antes de proceder «al examen de los demás testigos».

Esta excepción no se puede aplicar a Rajoy porque va a declarar por su condición de presidente del PP, partido que está imputado en este proceso como responsable civil a título lucrativo porque las empresas de Francisco Correa pagaron actos de las campañas municipales de Pozuelo y Majadonda en el 2003.

Por ello, Rajoy deberá declarar en persona, pero la misma norma le permite en su articulo 731 bis solicitar hacerlo por videoconferencia «por razones de utilidad, seguridad u orden público».

Declarar desde el despacho

Fuentes jurídicas han explicado que el presidente del Gobierno puede solicitar declarar desde el Palacio de la Moncloa por cuestiones «de disponibilidad horaria».

La citación de Rajoy, según estas fuentes, también se acordará con el tribunal. Lo más probable es que el secretario del tribunal se ponga en contacto con el jefe del Gabinete de Presidencia de Gobierno para fijar la fecha, ya que la ley exige que esta citación»no perturbe el adecuado ejercicio de su cargo».

El tribunal, no obstante, si no acuerda de oficio la videoconferencia, puede rechazar la petición de Rajoy si considera que no hay razones que justifiquen su ausencia de la sala de vistas.

Los precedentes

Los magistrados habían rechazado en dos ocasiones anteriores la presencia del presidente del Gobierno en esta vista, pero la acusación ADADE volvió a reclamarla tras el desarrollo del juicio en el que varios imputados han citado a Rajoy cuando se han referido a la existencia de una ‘caja b’ del PP.

Ahora, los jueces han aceptado llamarle a declarar por dos votos contra uno. Y es que el presidente del tribunal, Ángel Hurtado, a lo largo de la vista, ha impedido preguntas sobre el funcionamiento del partido conservador al alegar que en este proceso no se juzga al PP.