La presidenta del Gobierno Balear, Francina Armengol, ha pedido al ex lehendakari Patxi López que retire su candidatura a la Secretaría General del PSOE y se sume a la de Pedro Sánchez. Armengol, que fue uno de los primeros apoyos de López, ha dejado claro ahora que ella apoyará a Sánchez en las primarias del día 21.

En una entrevista concedida a la Cadena Ser este lunes por la noche, Armengol ha relatado que ella «siempre» pensó que Pedro Sánchez se integraría en la candidatura de Patxi López, que fue el primero en presentarse, porque cree que representan el mismo modelo de partido, pero ahora ve evidente que Sánchez «ha tenido mucho éxito». López, este martes, ha confirmado en Onda Cero que conocía la posición de Francina Armengol «desde hace algunos días».

«Yo le dije que el objetivo de esta candidatura no es armar bloques, que la unidad es defender este espacio donde cabemos todos. Es integrar a diferentes sensibilidades que siempre han existido, pero que hoy están francamente enfrentadas por un pasado», ha opinado López, que ha aclarado que no plantea retirar su candidatura y que recibió «cientos de mensajes de apoyo» tras el debate de este lunes.

Armengol, además, ha precisado que tras la presentación de los avales quedó claro que hay «dos personas con dos modelos con opciones», ella habló con López para pedirle que retirase su candidatura. Es más, ha añadido que hay «muchos militantes y dirigentes que han apoyado a Patxi (López) que ahora «le han hecho la misma reflexión».

‘Los militantes han hablado muy claro’

Según ha dicho, comprende que el ex lehendakari no se retire, pero ella apoyará a Sánchez, porque es quien puede ganar (Pedro Sánchez presentó 53.117 firmas, Susana Díaz 59.390 y Patxi López, 10.866). A su modo de ver, en todo caso López «es útil en el partido y seguirá siéndolo».

«Los militantes han hablado muy claro, hay una diferencia de avales muy importante, hay dos personas que pueden ganar la Secretaría General, en unas primarias gana el que tiene un voto más, no es un sistema parlamentario», ha justificado.

Según ha dicho, ese modelo de partido que ella apoya -y por el que inicialmente apoyó a López- pasa por «dar una voz clara a la militancia en momentos complicados, un partido claramente a la izquierda con alianzas a la izquierda» y que defienda un modelo de España que «pueda reconocer las nacionalidades y las naciones».