La fiscalía anticorrupción ha pedido al juez Eloy Velasco que suspenda su decisión de levantar el secreto de 19 tomos del caso Lezo que recogen las grabaciones telefónicas a que han sido sometidos los investigados en esta operación. El fiscal propone que los afectados tengan acceso a sus pinchazos para que lleven a cabo «un expurgo» de las mismas e incluyan si lo consideran conveniente pinchazos que han sido excluidos en la instrucción. Además, solicita que cuando este proceso termine y las demás partes accedan a este material se les recuerde que tienen la obligación de guardar secreto sobre el mismo.

El magistrado levantó el secreto el pasado 17 de mayo en un auto en el que explicaba que estos pinchazos «se conservarán en su formato original» por lo que no se digitalizarán «ni copiarán ni se reproducirán por ningún medio». Y advertía a los letrados que acudieran al juzgado para acceder a este contenido que si reproducían estas grabaciones «incurrirán en un delito de desobediencia judicial».

Objeto de la investigación

El fiscal pide al juez que reconsidere su decisión porque el levantamiento total de estos tomos del sumario «obstaculizaría el buen fin de la investigación» que no es otro que «recuperar» activos «malversados» por lo que hay que evitar que puedan ser «destruidos o manipulados».

Por ello, propone que los abogados tengan acceso a una parte de los tomos del sumario en los que no están incluidas las grabaciones telefónicas. La fiscalía también solicita la misma medida para varios informes de la Agencia Tributaria porque incluyen datos «que pueden afectar a terceros que no están investigados en la causa».