El recién elegido líder del PSOE, Pedro Sánchez ha adquirido su primer compromiso como secretario general y lo ha hecho con Pablo Iglesias. Poco después de que Podemos le haya emplazado públicamente a presentar su propia moción de censura, Iglesias le ha trasladado la oferta a Sánchez en una conversación telefónica y ambos se han comprometido a mantener «una relación fluida» y a «seguir dialogando de manera continua».

El PSOE ha hecho pública la conversación en un comunicado, aunque sin hacer alusión alguna a la moción de censura que los morados le han retado a presentar. Iglesias había intentado contactar con Sánchez por teléfono poco antes de hacer público el ofrecimiento, pero sólo Irene Montero consiguió trasladarle la idea a Juan Serrano, jefe de campaña del nuevo secretario general del PSOE, según ha explicado Pablo Echenique, secretario de Organización de Podemos, esta mañana.

En unas breves líneas, el escrito difundido reseña que Pedro Sánchez y Pablo Iglesias han mantenido una conversación telefónica en la que «han conversado sobre la situación de España», sobre la que tienen un diagnóstico compartido: «Comparten que es insostenible la situación del PP, cercado por la corrupción, en el Gobierno», sostiene el comunicado, que no precisa la postura de Sánchez ante el órdago morado; se limita a asegurar que ambos dirigentes «respetan las estrategias diferentes de cada organización sobre cómo hacer oposición al PP» y «se han emplazado a seguir dialogando de manera continua y a mantener una relación fluida».

Éste podría ser el primer paso de la nueva estrategia socialista tras la victoria de Sánchez, el candidato que defendió en su programa la idea de tejer alianzas con las fuerzas de izquierda para poner freno a las políticas conservadoras del PP. En el documento que presentó, el nuevo líder del PSOE defendía la creación de «una nueva coalición progresista» que estaría «liderada por una socialdemocracia renovada, en alianza con nuevas formaciones de izquierdas que hayan madurado en sus planteamientos, y con los demócratas».