El jefe del Gobierno español, Mariano Rajoy, y el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, han coincidido este jueves en el encuentro de líderes de la Otan que se ha celebrado en Bruselas. Ambos dirigentes se han saludado y han mantenido una breve conversación al inicio de la reunión, aunque no han trascendido los detalles de la misma.

Esta ha sido la primera ocasión en que Rajoy y Trump se han visto, aunque ambos ya habían mantenido una conversación telefónica después del relevo en la presidencia de Estados Unidos.

A su llegada a la cumbre de la OTAN, Rajoy también ha hablado de asuntos nacionales y ha reconocido que todavía no ha llamado a Pedro Sánchez tras ganar las primarias del pasado domingo, pero ha indicado que espera «tener la posibilidad de hablar» con él para abordar cuestiones en las que sería «fundamental» el apoyo de los socialistas, como es la respuesta al desafío independentista en Cataluña. «Espero tener la posibilidad de hablar, no lo he hecho de momento, pero sin duda alguna hay algunos temas en los que sería fundamental el concurso de los dos grandes partidos españoles», ha declarado.

Rajoy se ha mostrado confiado en que el PP y el PSOE logren acuerdos que permitan cooperar y avanzar en políticas como la de Defensa y también en la respuesta al «desafío independentista que algunos han planteado» en Cataluña.

Espera apoyo en la defensa de la unidad de España

En este sentido, ha pedido que los demás grupos se alineen al Gobierno y «estén donde está el sentido común» y una mayoría de españoles, en referencia al respeto de la Constitución y la protección de la unidad nacional y la soberanía nacional. «Espero que en estos temas y también en otros como política exterior podamos hacerlo (cerrar acuerdos) en el futuro», ha continuado, para asegurar después que la búsqueda de consensos ha sido su «voluntad» desde las elecciones de 2015, pero que «hay cosas que no dependen sólo de mí».

«En cualquier caso, como presidente asumiré entendiéndome o no, mis propias responsabilidades», ha dicho Mariano Rajoy, tras lo que ha reiterado la llamada a actuar atendiendo al sentido común.