Un total de 83 alcaldes de Navarra, Álava, Vizcaya y Guipúzcoa han firmado un documento en el que piden que el caso de la agresión a dos guardias civiles en Alsasua no se juzgue en la Audiencia Nacional como presunto delito de terrorismo y vuelva a la Audiencia Provincial de Navarra.

En el documento, suscrito entre otros por los alcaldes de Pamplona (Joseba Asiron), Bilbao (Juan Mari Aburto), San Sebastián (Eneko Goia) y Vitoria (Gorka Urtaran), se muestra el apoyo a la petición realizada en ese sentido por las familias de los once jóvenes procesados por estos hechos, de los que tres continúan encarcelados.

La Audiencia de Navarra reclama la devolución

La propia Audiencia Provincial de Navarra ha reclamado también la devolución del caso al considerar que no existió un delito de terrorismo y será por tanto el Tribunal Supremo el que deberá dirimir esta cuestión de competencia.

Los firmantes hacen suyas, igualmente, las peticiones del Parlamento de Navarra y del Ayuntamiento de Alsasua, que en sendos acuerdos mostraron su disconformidad con la encarcelación de los jóvenes, pidieron «proporcionalidad» en la aplicación de la justicia y exigieron el traslado del caso a Navarra.

La recogida de firmas de apoyo ha sido impulsada por el alcalde de Alsasua, Javier Ollo, la abogada Sonia Ontoria, y el catedrático de derecho Penal de la UPV-EHU Iñaki Lasagabaster, quienes esperan nuevas adhesiones en las próximas semanas.