Manuel Moix, el fiscal jefe Anticorrupción, vuelve a estar en el centro de la polémica tras desvelar el diario Infolibre que es socio de una empresa familiar radicada en Panamá desde hace cinco años. Se trata de Duchesse Financial Overseas SA, constituida a finales de 1987 y que tiene como principal activo un chalé en la localidad madrileña de Collado Villalba valorado en más de medio millón de euros. Éstas son las claves de un escándalo que debilita aún más la posición de Moix, reprobado en el Congreso por su actuación en la operación Lezo, y que arroja no pocas sombras.

  • ¿Cuándo se constituyó la empresa? Duchesse Financial Overseas SA se constituyó el 22 de diciembre de 1987 y se inscribió en el registro el 4 de enero de 1988. Según puede leerse en la escritura, protocolizada ante el notario Olmedo Mario Cedeño y desvelada por el citado diario, la compañía se podía dedicar a -«comprar, vender, transferir, disponer, negociar, financiar, permutar, poseer, administrar, dar o tomar en préstamo, comisión, hipoteca, prenda, arrendamiento, uso, usufructo, anticresis, toda clase de bienes, ya sean muebles o inmuebles, acciones o derechos y celebrar y efectuar todos los actos, contratos, operaciones, negocios y transacciones de lícito comercio» tanto en Panamá como en cualquier otro país.
  • ¿Conocía que sus padres tenían esta sociedad? Según ha explicado a la Cadena Ser, se enteró cuando murieron sus padres y él y sus hermanos liquidaron el Impuesto de Sucesiones y Donaciones y lo declararon a Hacienda. «Me llamó la atención, obviamente», ha confesado. Manuel Moix ha reconocido que una de sus hermanas sí «lo sabía».
  • ¿Qué participación tiene Manuel Moix en la sociedad panameña? Tras la muerte de sus padres, los cuatro hermanos Moix Blázquez (Margarita, Pilar, José María y Manuel) heredaron en 2012 la empresa que los progenitores habían constituido 24 años antes en Panamá.  El fiscal jefe de Anticorrupción tiene, por tanto, un 25% del capital de esta empresa a la que el matrimonio transfirió desde su sociedad de gananciales la vivienda de Collado Villalba (Madrid).
  • ¿Cómo lo ha justificado Manuel Moix? Preguntado sobre si considera ético que el fiscal jefe Anticorrupción participe en una empresa opaca, Moix ve «perfectamente compatible» ejercer como representante del Ministerio Público y ser accionista de una compañía panameña por cuanto ésta está «legalizada», carece de actividad y él no presta ningún tipo de actividad empresarial. Los grupos del PSOE y Ciudadanos han anunciado ya que pedirán la comparecencia en el Congreso del ministro de Justicia, Rafael Catalá, y del propio Moix para que den explicaciones sobre la actividad de éste en «paraísos fiscales».
  • ¿Figuran testaferros en esa sociedad? Como ha publicado este martes El Independiente, los verdaderos propietarios de la empresa recurrieron a testaferros locales que aparecen vinculados a más de 42.000 sociedades opacas. Se trata de la hoy nonagenaria Aida May Biggs, la secretaria Adelina Mercedes Chavarria de Estribi y el oficinista Pablo Javier Espino, directivos en empresas de todo tipo. En sus primeras declaraciones, Manuel Moix dijo que la sociedad no se había disuelto ya porque «los gastos de liquidación no pueden ser asumidos» por uno de sus hermanos. Conclusión: el máximo responsable del Ministerio Público en la lucha contra la corrupción es socio de una empresa constituida en un paraíso fiscal, lo que ha llevado a los grupos de la oposición a pedir su destitución inmediata y a las asociaciones de fiscales a exigirle explicaciones «urgentes y contundentes».
  • ¿Es Panamá un paraíso fiscal? No ahora, pero sí cuando se constituyó la sociedad. España sacó a Panamá de la lista de paraísoa fiscales a raíz de la entrada en vigor -el 5 de julio de 2011- del convenio que habían firmado ambos países el 7 de octubre de 2010 para evitar la doble imposición en materia de impuestos sobre la renta y sobre el patrimonio y prevenir la evasión fiscal.
  • ¿Se ha declarado esa sociedad a Hacienda? Moix ha dejado entrever que se declaró a la Hacienda española la existencia de Duchesse Financial Overseas SA en el año 2012, justo un año después de que se concretara la herencia tras la muerte de su padre (el catedrático de Trabajo Social y Servicios Sociales en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociología de la Universidad Complutense de Madrid Manuel Moix Martínez).
  • ¿Declaró Moix a la inspección fiscal su participación en la empresa panameña? En declaraciones a la Cadena Ser, Moix ha reconocido este martes que no comunicó a la inspección fiscal su condición de accionista de Duchesse Financial Overseas SA al no apreciar ninguno de los motivos de incompatibilidad que fija el Estatuto de la Carrera Fiscal.
  • ¿Conocía esta situación el fiscal general antes de que estallara el escándalo? No. Moix le informó este lunes, cuando había saltado ya el caso. Ambos quedaron en hablar este jueves de forma más detenida. «Me dijo que, si estaba todo legalizado, estuviera tranquilo», ha revelado.
  • ¿Cómo se regula las incompatibilidades en la carrera fiscal? La ley por la que se regula el Estatuto Orgánico del Ministerio Fiscal (50/1981), en su artículo 57, describe hasta ocho casos en los que resulta incompatible el ejercicio de cargos fiscales. Una de esas situaciones es «con el ejercicio directo o mediante persona interpuesta de toda actividad mercantil. Se exceptúa la transformación y venta de productos obtenidos de los bienes propios, operaciones que podrán realizarse, pero sin tener establecimiento abierto al público». La sociedad panameña de los Moix está inactiva y, por tanto, crece de «actividad mercantil». Es una tenedora de un activo inmobiliario. La situación, por tanto, tiene que ver más con la estética que con la legalidad.
  • ¿Existe algún caso similar reciente? El pasado 1 de febrero, el Ministerio de Justicia acordó declarar la pérdida de la condición de fiscal a Emilio Valerio Martínez de Muniaín como autor de una falta muy grave por haber ejercido una actividad industrial -participa en la bodega familiar Laderas de Montejurra- incompatible con su cargo. Aunque los casos presentan diferencias, la duda que se plantea ahora es si habrá algún tipo de sanción para Manuel Moix por el hecho de haber ocultado desde 2012 que es copropietario de una empresa radicada en Panamá.