El juez Manuel García Castellón y la fiscalía Anticorrupción han desarticulado un clan de la Camorra al detener, por el momento, a 29 personas en España, Italia y Alemania. Además, durante la investigación se han intervenido 520 kilos de cocaína y 450 de hachís. Esta organización operaba en varios países en los que blanqueaba sus ganancias en una red de negocios de hostelería, automóviles y joyas.

Los arrestados están acusados de los delitos de organización criminal, blanqueo de capitales y tráfico de drogas. En esta operación han participado agentes de España e Italia que han practicado, al menos, 15 registros en Barcelona en los que han incautado abundante documentación, dos en Italia y seis en Alemania.

5 millones de euros embargados

Además, en España y Alemania han sido embargadas preventivamente bienes relacionados con el tráfico de drogas y el blanqueo de capitales por un importe aproximado de cinco millones de euros.

Los detenidos son de distintas nacionalidades. Fuentes de la investigación explican que han sido arrestados en España 10 ciudadanos italianos, un chileno, un venezolano, un español y un colombiano.

Esta operación se ha llevado a cabo gracias a una “compleja investigación” coordinada por autoridades judiciales de España, Italia y Alemania, según una nota de prensa de Anticorrupción. Y tiene por objeto  desarticular “una organización transnacional” que actuaba en varios países.

La investigación ha permitido determinar la función y responsabilidad de cada uno de los detenidos y se han localizado en España, Alemania e Italia numerosas empresas del sector de la restauración, compraventas de vehículos y joyas que los arrestados usaban para blanquear el dinero procedente del tráfico de drogas.