El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha anunciado que el Gobierno ha retirado el decreto del techo de gasto antes de empezar a tramitarlo en el Congreso de los Diputados para volver a empezar. El Ejecutivo ha decidido andar sobre sus pasos y elevar el objetivo de déficit de las comunidades autónomas para 2018 del 0,3% del PIB aprobado hace una semana con el rechazo del PSOE, al 0,4%. Además, para 2019 se exigirá a las autonomías un déficit del 0,1% del PIB en lugar del equilibrio.

De esta forma, el Gobierno trata de atraer a los socialistas, que ya habían avanzado su voluntad de no apoyar el techo de gasto de 2018., en la víspera de la reunión que el presidente del Ejecutivo, Mariano Rajoy, mantendrá con el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez.

Para ello, volverá a reunirse con las comunidades autónomas en el Consejo de Política Fiscal y Financiero (CPFF), convocado este viernes in extremis antes del Consejo de Ministros. Con su visto bueno, como exige la Ley, el Consejo de Ministros aprobará horas más tarde las modificaciones para su remisión de nuevo a la Cámara Baja, con lo que el calendario posterior de tramitación no se modificará.

Además, esta relajación del esfuerzo fiscal de las autonomías no supondrá cambio alguno sobre el objetivo global, que sigue siendo del 2,2% del PIB para el año que viene, ni en el techo de gasto, que seguirá subiendo un 1,3%. Sin embargo, la décima que el Gobierno regala a las comunidades autónomas saldrá de un mejor comportamiento fiscal de la Seguridad Social.

El Gobierno prevé ahora que el déficit de la Seguridad Social no será del 1,2% del PIB, sino del 1,1%, por una mejor evolución de los ingresos por cotizaciones.

Horas antes, el presidente de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), José Luis Escrivá, ha asegurado en el mismo foro que el objetivo de déficit para 2017 es «exigente» y que la senda de consolidación fiscal marcada a la Seguridad Social –por el 1,2% del PIB que el Gobierno tenia fijado hasta ahora– no podrá cumplirse.

Los salarios reman a favor de la Seguridad Social

En declaraciones a los medios antes de participar en un almuerzo organizado por Deloitte y la Asociación para el Progreso en la Dirección (APD), Montoro ha argumentado también que esta mejora del saldo de la Seguridad Social derivará de nuevos procedentes de la marcha de la negociación colectiva.

Patronal y sindicatos están a punto de sellar un acuerdo para subir salarios entre un 1,2% y un 2% o un 2,5%. Si bien, los convenios colectivos firmados hasta la fecha están arrojando subidas salariales superiores al 1%, que se estarían traduciendo en mejores ingresos por cotizaciones.

Un guiño al PSOE

El objetivo de déficit del 0,3% del PIB para 2018 fue aprobado en el CPFF del pasado 29 de junio con la oposición de las comunidades autónomas gobernadas por el PSOE, así como de Cantabria y Cataluña.

El Gobierno cuenta con un 50% de los votos en dicho Consejo y solo necesita uno más para sacar adelante toda propuesta que plantee.

La suavización de esta senda de consolidación se produce días antes de que el techo de gasto del Presupuesto para 2018, que el PSOE ha avanzado que no apoyará, sea ratificado en sede Parlamentaria. Además, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, mantendrá un encuentro mañana con el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez.

A finales de este mes aún habrá una nueva reunión del CPFF para establecer los objetivos individualizados del déficit de las comunidades autónomas para el próximo año.

De esta forma, el guión se repite puesto que en la tramitación de los Presupuestos de 2017, el Gobierno ya rebajó el objetivo de déficit de las comunidades autónomas del 0,7% del PIB al 0,6% a cambio de que el PSOE no se opusiera al techo de gasto planteado entonces.