Dos horas y media de reunión certifican un nuevo ambiente en la interlocución entre el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el líder del PSOE, Pedro Sánchez. Nada que ver con su ya famosa cita del 29 de agosto del año pasado, que apenas duró diez minutos, o con la “cobra” que el jefe del Ejecutivo le hizo al socialista en el mes de febrero de ese mismo año. «Dos horas largas» que se saldan con un primer acuerdo, esto es, declarar «inaceptable» el referéndum independentista en Cataluña por entender que se trata de una «violación sistemática y constante de la Constitución y de las leyes», según ha explicado el portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo tras la cita.

«En estos momentos lo importante es manifestar el acuerdo en lo sustancial: el referéndum es ilegal. Eso es lo importante», ha remarcado el portavoz del Gobierno, quien ha revelado que los líderes de PP y PSOE han quedado en mantener una línea abierta de diálogo. «Es bueno que nos pongamos de acuerdo en lo esencial», ha remarcado.

Ha sido la reunión más larga de cuantas han tenido ambos dirigentes, en este caso, con el telón de fondo del desafío soberanista y el apoyo “sin fisuras” del PSOE para frenar el referéndum ilegal independentista que pretende la Generalitat para el 1 de octubre. Otra cosa son las políticas de futuro con que afrontar el “días después” en Cataluña, donde los proyectos de ambos difieren. «No existe el derecho de autodeterminación», ha insistido Méndez de Vigo. «Las comunidades pueden ejercer sus competencias en el marco constitucional», agrega, explicitando una posición compartida por Sánchez y Rajoy.

Pacto de Estado sobre violencia de género

El mes y medio transcurrido entre esta cita y la elección de Sánchez como secretario general socialista presuponía un mal principio que, finalmente, parece haberse exorcizado, lo que no significa que se haya avanzado necesariamente en cuestiones como el techo de gasto. Llegarán más avances, como el cierre definitivo del pacto de Estado sobre Violencia de Género, uno de los aspectos de coincidencia clara entre el jefe del ejecutivo y el de la oposición. Rajoy le ha trasladado además a Sánchez las iniciativas del gobierno en el ámbito de la negociación salarial y su voluntad de traducir el crecimiento también hacia los salarios», aunque no se ha entrado más a fondo en otros asuntos económicos, como el techo de gasto.

Dos asuntos más han centrado la cita que abre lo que apunta a una nueva relación de comunicación entre los dos principales partidos. Respecto a la situación internacional, Rajoy le ha informado de los últimos acontecimientos en política europea, especialmente los relacionados con el Brexit, Siria, Libia y Venezuela. «Constatamos que estamos que las posiciones son muy cercanas», ha apuntado Méndez de Vigo. En cuanto al terrorismo y la seguridad nacional, las posiciones, según el portavoz, han sido también muy cercanas.