Mariano Rajoy, jefe del Ejecutivo, ha asegurado que el Gobierno «estará en su sitio», en relación a la «deriva autoritaria» de la Generalitat catalana. Además, ha asegura que Carles Puigdemont, a su juicio, ha realizado una «purga a los dudosos» en su Govern, «ensimismado en sus propias rencillas».

Rajoy se ha expresado en estos términos durante la presentación del Plan Extraordinario de Inversiones en Carreteras mediante colaboración público-privada, en un acto al que han asistido el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, y representantes del sector de la construcción.

Rajoy ha calificado como una «purga a los dudosos» con el referéndum del 1 de octubre»

Se ha referido así a la remodelación del Govern catalán acometida por Puigdemont, que ha relevado a tres de sus consellers en una decisión que Rajoy ha calificado como una «purga a los dudosos» con el referéndum del 1 de octubre, lo cual ha supuesto el triunfo del «radicalismo». «¿Qué diálogo quieren con esta forma de comportarse?», se ha preguntado Rajoy, quien ha hecho hincapié en que, frente a esa situación, el Gobierno de España «estará en su sitio». «No tengan la más mínima duda», ha enfatizado.

Lo que está sucediendo en Cataluña, ha recalcado Rajoy, muestra a un gobierno que «quiebra el interés general, que va contra los catalanes y contra Cataluña». «Hoy hemos asistido a una muestra más de la deriva autoritaria que rompe cada día las leyes y las normas que nos hemos dado entre todos», ha apuntado.

Y ha considerado que, «después de presionar a los medios de comunicación, a la oposición, a los mossos, a los funcionarios y a los alcaldes, ahora presionan a su propio partido». «Si presionan así a su propio partido, ¿qué no harán con los demás?», se ha interrogado.