Pasada la 1 de la madrugada de este martes, hora local, miembros del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional, conocido como Sebin, han detenido al opositor venezolano Leopoldo López en su casa, donde se encontraba cumpliendo arresto domiciliario tras ser liberado de la cárcel.

López, que llevaba tres años preso en el Centro Nacional de Procesados Militares, ha sido detenido según ha informado su pareja, la activista Lilian Tintori, y han recogido medios locales. «Se acaban de llevar a Leopoldo de la casa. No sabemos dónde está ni a dónde lo llevan. Maduro es responsable si algo le pasa», ha tuiteado Tintori.

Según informan medios locales, varias patrullas del Sebin llevaban varios días montando guardia frente a la casa de Leopoldo López, aunque no habían actuado hasta ahora.

También ha sido detenido Antonio Ledezma, el ex alcalde del distrito metropolitano de Caracas, después de que encapuchados armados, en principio del propio Sebin, irrumpieran en su apartamento y lo introdujeran a la fuerza en un vehículo con destino por determinar.

Ledezma ya fue detenido en febrero de 2015, después de que el presidente, Nicolás Maduro, denunciara que ese mismo mes se estaban llevando a cabo «planes de golpe de Estado». Ledezma fue encarcelado en Ramo Verde, al ser imputado de delitos de conspiración y asociación para delinquir, aunque se encontraba bajo arresto domiciliario desde finales de abril de 2015 por su mala salud.

Las detenciones llegan apenas un día después de que la jornada electoral para votar la Asamblea Constituyente acabara con enfrentamientos entre Policía y manifestantes, con un saldo de al menos 13 muertos este domingo.

Esos comicios, según datos oficiales del régimen, acabaron con Maduro otorgándose la victoria pese a que los opositores consideraron el proceso como el fraude. La comunidad internacional tampoco ha reconocido el resultado de estos comicios, e incluso países como Estados Unidos han interpuesto sanciones contra el presidente venezolano.

«Hay que ser fuertes»

Felipe González, ha querido mostrar su apoyo a los familiares de los detenidos. El ex presidente socialista, en palabras al programa Espejo Público, ha pedido a Antonieta Ledezma, la hija del ex alcalde de Caracas, que «sea fuerte» y ha afirmado que «esta situación está por acabar».

González ha puesto en valor el trabajo de mediación de José Luis Rodríguez Zapatero, y ha señalado que los resultados de la jornada electoral de la Constituyente no son reales. «Si Maduro tuviera ocho millones de votos hubiera convocado unas elecciones a gobernadores», ha explicado.

El ex presidente español no ha querido comentar las palabras de políticos como el líder de Izquierda Unida, Alberto Garzón, que a través de mensajes en su perfil oficial de Twitter resaltaba los ataques de los opositores contra las fuerzas de seguridad de Venezuela durante los enfrentamientos en los que fallecieron al menos 13 personas.