El titular número cuatro de la Audiencia Nacional, Fernando Andreu, ha enviado a prisión a los dos principales detenidos por su supuesta vinculación con los atentados de Las Ramblas y Cambrils. Se trata de Mohamed Houli, de 21 años y herido en la explosión de la vivienda de Alcanar (Tarragona), y Driss Oukabir, de 28 y primer detenido tras los ataques, a cuyo nombre se alquiló la furgoneta usada por los terroristas en Las Ramblas.

A Mohamed Houli, herido en Alcanar, el juez le imputa delitos de integración en organización terrorista, asesinatos y lesiones de carácter terrorista, depósito de explosivos y estragos. Mientras que a Driss Oukabir sólo le acusa de los dos primeros delitos.

Saleh El Karib, dueño de un locutorio, quedará detenido en dependencias policiales hasta que el juez adopte una decisión en 72 horas. Según apuntan fuentes jurídicas a Efe, el juez está analizando el contenido del ordenador del locutorio que regenta para intentar aclarar quién compró billetes de avión para Driss Oukabir y el imán de Ripoll, Abdelbaki Es Satty.

Saleh El Karib, dueño de un locutorio, quedará detenido en dependencias policiales hasta que el juez adopte una decisión en 72 horas

Mohamed Aalla, de 27 años y hermano de Said Aallaa, abatido en Cambrils, ha sido puesto en libertad provisional. Esta decisión la argumenta en que «los indicios existentes sobre su presunta colaboración con el grupo investigado no son lo suficientemente sólidos».  Su vinculación se limita a ser el titular del coche que usó su hermano para el atentado de Cambrils. No obstante, le ha impuesto comparecencias semanales en el juzgado y le ha prohibido abandonar el territorio nacional.

El juez Andreu ha accedido parcialmente a la petición de la Fiscalía, que pedía prisión incondicional para todos ellos. Mohamed Houli y Driss Oukabir pasarán esta noche ya en una cárcel madrileña.

Los presuntos miembros de la célula terrorista que perpetró los atentados que acabaron con la vida de 15 personas han comparecido, bajo secreto de sumario y asistidos por abogados de oficio, ante el juez y cuatro fiscales de la Audiencia: la encargada del caso, Ana Noé; la coordinadora de yihadismo, Dolores Delgado; el fiscal jefe, Jesús Alonso, y el teniente fiscal, Miguel Ángel Carballo.

El primero en prestar declaración ha sido Mohammed Houli Chemlal, que según fuentes presentes en la declaración ha confirmado que la célula preparaba atentados con bombas en «monumentos» de Barcelona. Por su parte, Oukabir ha achacado el alquiler de la furgoneta a que se lo pidieron para hacer una mudanza.

De ellos, cinco fueron abatidos en Cambrils, al menos dos murieron en la explosión del miércoles en la vivienda de Alcanar y el último, Younes Abouyaaqoub, fue abatido este lunes por los Mossos tras llevar huido desde el jueves, cuando se dio a la fuga tras haber conducido la furgoneta que protagonizó el atropello masivo en Barcelona.