Casa Real ha confirmado la presencia de Felipe VI horas después de que Moncloa haya informado también de la participación del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y de otros miembros del Ejecutivo en el acto del sábado. La manifestación, que se prevé multitudinaria, contará además con la asistencia del presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y de la alcaldesa de la ciudad, Ada Colau, así como de representantes de todos los partidos catalanes, entre ellos, la CUP.

La formación anticapitalista se planteó en un inicio no acudir a la marcha si lo hacía el Rey y Rajoy, al verles como “culpables indirectos” de los atentados por su relación de amistad con monarquías del Golfo Pérsico que “son las que están financiando” el terrorismo”. Tras comunicarse que la marcha no estaría encabezada por cargos públicos y políticos, sino por miembros de los Mossos d’Esquadra y la Guardia Urbana, de servicios de emergencia y comerciantes, la CUP confirmó su presencia.

Felipe VI presidió el pasado viernes, junto con Rajoy y Puigdemont, la concentración en repulsa a los atentados. Al día siguiente, junto con la reina Letizia, visitó a algunos de los heridos ingresados en los hospitales barceloneses del Mar y de Sant Pau; y el domingo, estuvieron en la misa oficiada en la Sagrada Familia junto a otras autoridades. Al término de su estancia en Barcelona, los Reyes expresaron su solidaridad con las víctimas y con el pueblo catalán.

Esta será la segunda manifestación a la que acude Felipe de Borbón. La primera fue en marzo de 2004, en Madrid, tras los atentados del 11M. Fue la primera vez en la que miembros de la Familia Real asistían a una marcha de cualquier tipo. En aquella ocasión, don Felipe estuvo acompañado de las infantas Elena y Cristina.

El Gobierno fletará un avión

El Gobierno fletará un avión oficial para trasladar de Madrid a Barcelona a las principales autoridades a la manifestación contra el terrorismo y apoyo a las víctimas de los atentados yihadistas. En el que viajarán Mariano Rajoy, varios ministros, presidentes autonómicos y líderes políticos y sindicales.

Moncloa ha informado a Efe de que ha puesto en marcha un dispositivo para el traslado de personalidades a Barcelona que incluye fletar un avión Airbus 310, de la flotilla del Gobierno, así como facilitar el desplazamiento por Barcelona hasta el lugar de la manifestación.

En el avión viajarán además de Rajpy, los presidentes del Congreso, Ana Pastor, y del Senado, Pío García Escudero, así como la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría.

También irán a bordo los ministros de Exteriores, Alfonso Dastis; de Justicia, Rafael Catalá; de Defensa, María Dolores de Cospedal; de Interior, Juan Ignacio Zoido; de Cultura, Íñigo Méndez de Vigo; de Agricultura, Isabel García Tejerina; y de Economía, Luis de Guindos.

Iglesias, en el avión del Gobierno

Está confirmado que en ese vuelo también irán Miguel Arias Cañete, José Luis Rodríguez Zapatero, María Teresa Fernández de la Vega, Pablo Iglesias, Fernando Martínez Maillo, y Rafael Hernando.

Los presidentes de Murcia, Canarias, Madrid, Castilla y León y Ceuta, así como el presidente de Cepime, también volarán en el Airbus del Gobierno.

Por su parte, se incorporarán en Barcelona a la comitiva dispuesta por el Gobierno los presidentes de Galicia, Cantabria, La Rioja y Castilla-La Mancha, así como los presidentes de la CEOE y los líderes sindicales de UGT y CCOO.

El avión, que despegará desde su base habitual de Torrejón de Ardoz (Madrid), trasladará a estas personalidades a la manifestación convocada por el Ayuntamiento de Barcelona y la Generalitat.