Las asociaciones de fiscales han mostrado su «honda preocupación» por las decisiones tomadas por el Parlamento de Cataluña y el Govern de la Generalitat y consideran que la aprobación de las leyes del referéndum y de transitoriedad «no puede dinamitar la estructura legal y constitucional» del Estado.

La Asociación de Fiscales (AF), la Asociación Profesional e Independiente de Fiscales (APIF) y la Unión Progresista de Fiscales (UPF) han difundido este jueves un comunicado conjunto para mostrar su «profundo rechazo» y la «conmoción» que les produce la tramitación de las leyes de ruptura por parte de la mayoría independentista que representan Junts pel Sí y la CUP en la Cámara catalana.

«La apretada mayoría de diputados del Parlament no puede dinamitar la estructura legal y constitucional de un Estado como el español, ni pueden imponer una visión parcial y sesgada de lo que significa la convivencia democrática con el único objetivo de conseguir sus propios fines», plantean. En su opinión, la vulneración de la legalidad que se comete con la aprobación de las leyes del referéndum y de transitoriedad es tan palmaria que «no precisa de sesudos análisis técnico-jurídicos».

La vulneración legal es tan palmaria que «no precisa de sesudos análisis técnico jurídicos», denuncian

Los fiscales consideran que la situación política debe ser reconducida por los cauces políticos que corresponden, si bien ello no puede ser «excusa para la flagrante y reiterada vulneración de la legalidad que se está acometiendo».

Los fiscales recuerdan que lo que garantiza la convivencia, proporciona seguridad jurídica a los ciudadanos y protege de «decisiones arbitrarias y regímenes autoritarios» es el principio de legalidad y la «correlativa sujeción de los poderes políticos a la ley». Y la tramitación y aprobación de las citadas leyes supone la vulneración de la Constitución, se infringe el propio Estatuto de Cataluña y tampoco encuentra acomodo en ningún tratado internacional «ni en las resoluciones de la ONU sobre el derecho de autodeterminación».

Regímenes no democráticos

«Lo que distingue a una democracia no es la celebración de consultas populares -que acogen también los regímenes no democráticos- sino la sujeción de los poderes públicos a la ley», destacan.

Como ciudadanos, demandan «cordura, sensatez y soluciones políticas» para resolver la situación y, como fiscales, dicen asumir con «convicción y responsabilidad» el desempeño de las funciones que la Constitución le atribuye como garantes de la legalidad.

La Fiscalía Superior de Cataluña tiene previsto presentar de manera inmediata una querella por desobediencia y prevaricación contra la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, por tramitar la Ley del Referéndum pese a conocer que contraviene los dictámenes del Tribunal Constitucional.