Más allá del episodio de Gabriel Rufián y su “impresora republicana” en el Hemiciclo del Congreso de los Diputados, el pleno de este miércoles ha dejado otra anécdota que quedará registrada en el Diario de Sesiones, cuando la diputada de Unidos Podemos, Noelia Vera, ha increpado duramente al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, al que ha acusado de no tener “ni pajolera idea ni de la independencia ni de lo que es un código ético periodístico”.

La diputada por Cádiz, periodista y presentadora del programa La Tuerka, preguntaba a Montoro sobre la garantía de independencia de la RTVE y acaba reconociendo su propia condición: “Y sí, soy periodista y he trabajado en la televisión pública con Sánchez, el actual presidente de RTVE, dirigiendo y distribuyendo los informativos de Telemadrid. Ahí aprendí yo a hacer periodismo y ahí aprendí yo lo que no quería hacer en la puñetera vida”.

Supongo que Sáenz de Santamaría estará ocupada echando leña al fuego en Cataluña”

En su interpelación urgente, Vera tomaba la palabra cuestionando el hecho de que acudiera el titular de Hacienda, y no la Vicepresidencia. “No entiendo por qué el ministro de Hacienda responde a una interpelación sobre la independencia de RTVE, lo suyo es que se hubiera hecho cargo la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, pero supongo que estará ocupada echando leña al fuego en Cataluña en nombre de los demócratas”.

La diputada morada, una de las protagonistas de la jornada por sus duros ataques al ministro, se una de las impulsoras del acuerdo aprobado en el Congreso el pasado junio para cambiar la forma de nombramiento del presidente y el Consejo del ente público, que tendrán que ser ratificados por dos tercios del Congreso. Vera ha calificado al actual presidente de RTVE, José Antonio Sánchez, como “una persona cuyo único mérito en su currículum es haber convertido a Telemadrid en la peor televisión de Europa”. En punto, ha censurado el funcionamiento de la cadena, a la que ha acusado de “manipulación, censura y uso propagandístico de la televisión pública”, además “purgar” a quienes “siguen el código ético”.  “¿Le van a poner [a Sánchez] un despacho en Génova?”, se ha preguntado.

La diputada ha sido aplaudida por todo su grupo, y el líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha compartido su intervención en las redes sociales. “Este es el vídeo que RTVE no quiere que veas. Brutal Noelia Vera denunciando su manipulación”, señalaba el dirigente. En su intervención en la tribuna del Congreso, la dirigente ha criticado la falta de pluralidad de RTVE y se ha quejado de no verse representados en esta cadena, que a su juicio incumpliría “la cuota de pantalla” asignada a cada partido. Así, destacaba el debate de la moción de censura fallida a Mariano Rajoy, donde se retransmitió sin ningún invitado de Unidos Podemos, según ha destacado. “En la Diada, tres horas de debate por la tarde. ¿Algún representante independentista dando su versión de lo que está pasando en Cataluña? No”.

La dirigente de Unidos Podemos ironizó con los “eufemismos” utilizados en RTVE, despertando las carcajadas en su propia bancada. “¿Sabe cómo llaman a Francisco Franco en TVE? Caudillo. ¿A la caja B de su partido? Contabilidad no oficial. ¿Cómo se describe la comparecencia de Cifuentes para declarar por la corrupción? Compromiso con la honestidad. Si esto no es manipulación, que baje alguno de sus dioses y lo vea”.

Montoro responde acusando a Podemos de falta de pluralidad por su programa ‘La Tuerka

Ante estas graves acusaciones, Montoro intentó salvar los muebles en su respuesta. “La RTVE es un servicio público que el Gobierno ha impulsado después de que el PSOE le quitara la principal fuente de financiación: la publicidad”, ha destacado. El titular de Hacienda ha destacado “la imparcialidad y objetividad” de la cadena y ha pedido “respeto” a los profesionales del medio, además de recordar que el “Gobierno respeta su independencia”.

Cristóbal Montoro ha aprovechado para cargar contra Podemos, y ha sacado a colación el programa de La Tuerka, presentado por Pablo Iglesias: “Sus programas de televisión no son muestra de la imparcialidad y pluralidad. Ustedes como partido que amparan estos criterios de objetividad dejan muchísimo que desear”. Además, les ha acusado de “promover el cierre de medios privados porque no les gusta el contraste de las ideas, por eso no le gusta TVE”.

En su respuesta, la diputada recordaba la expresión de “vergüenza democrática” utilizada por Sáenz de Santamaría tras la aprobación de la Ley del Referéndum, y la utilizaba contra RTVE: “Lo que es vergüenza democrática es que corten una intervención de Pablo Iglesias para hablar de la tomatina”. Además, acusaba al Gobierno de ejercer “chantaje y periodistas” a los medios públicos con publicidad institucional para que “a base de talonario y con dinero de todo digan lo que ustedes quieren que digan”. “¿Quién se va a atrever a denunciar su corrupción si les quitan el dinero si lo hacen?”.