La dirección de correos ha remitido una circular interna a los directores de oficinas y sucursales recordándoles que, en cumplimiento de la ley, deben abstenerse de tramitar cualquier tipo de envío relacionado con el referéndum ilegal de independencia del 1 de octubre que ha suspendido el Tribunal Constitucional. «Correos deberá abstenerse de realizar la admisión de envíos, o llevar a cabo cualquier acto, que pudiera estar relacionado con dicha consulta».

La circular llega el mismo día en que la Ley del Referéndum establece que debería comunicarse a los ciudadanos que han sido escogidos para formar parte de las mesas electorales el 1 de octubre. Según la web del referéndum entre el 8 y el 15 de septiembre debe producirse la notificación a los miembros de las mesas, que tiene hasta el 18 de septiembre para presentar alegaciones a esa designación. «Si esta notificación se produce más tarde, el retraso no será causa invalidante de la designación» añade la Generalitat. Queda por ver qué vía escogerá el Gobierno catalán para remitir estas notificaciones ante la negativa de Correos, que tradicionalmente ha avalado la seguridad de las comunicaciones electorales con envíos certificados.

El comunicado de Correos.

El comunicado de Correos. EFE

La circular recuerda a los directores de oficina que el Constitucional ha anulado toda la normativa promulgada por la Generalitat orientada a la independencia de Cataluña, y por tanto, toda actuación derivada de esa normativa está suspendida. Correos ha solicitado a los responsables de sus sucursales que transmitan esta directriz a todos sus trabajadores, en la que simplemente se les recuerda que tienen que abstenerse de dar curso a los envíos relacionados con el plebiscito del 1-O.

La dirección de Correos explicita que se comunique esta información «a todo el personal de las unidades, con especial atención a los turnos de tarde, así como al personal de las oficinas dependientes (satélites, Oficinas Auxiliares y Rurales).

El comunicado responde a las consultas recibidas en los últimos días por parte de ciudadanos que pretendían hacer los trámites para votar por correo en el referéndum del 1-O, explica el presidente autonómico de CSIF Correos, Rafael Segovia, quien ha recordado además que «correos siempre ha sido garante de las votaciones» tanto en convocatorias legislativas de carácter nacional, autonómico o local como en las elecciones sindicales.

«Correos es una empresa pública que cumple con la norma», han indicado fuentes de la empresa a Europa Press, que han enmarcado esta actuación en la normalidad y en la lógica del cumplimiento de la legalidad.