Agentes de la Guardia Civil han intervenido este viernes en L’Hospitalet de Llobregat 100.000 carteles para promocionar el referéndum del próximo 1-O, suspendido por el Tribunal Constitucional. En una primera estimación, el Instituto Armado cifra en una tonelada y media el peso del material requisado.

Las investigaciones de la Guardia Civil tratan de localizar emplazamientos en Cataluña en los que se almacene material necesario para la cita ilegal, en cumplimiento de las instrucciones que los cuerpos policiales han recibido de la Fiscalía. Fruto de esas pesquisas es la intervención de unos 100.000 carteles publicitarios, unos con el logotipo de la Generalitat y otros en los que de forma expresa se invitar a votar ‘sí’.

Los dos tipos de carteles pro referéndum 1-O intervenidos por la Guardia Civil.

Los dos tipos de carteles pro referéndum 1-O intervenidos por la Guardia Civil. GUARDIA CIVIL

En un comunicado, la Guardia Civil ha informado de que la intervención policial se dilató durante algunas horas, toda vez que algunos de los efectos se encontraban “en palés ocultos a la vista y convenientemente disimulados para dificultar su localización”. Una vez localizados, la inspección de los agentes intervinientes ha desvelado la existencia de dos tipos de carteles que se hallaban juntos en la misma ubicación:

Esta operación se ha llevado a cabo el primer día de la campaña electoral que trata de promocionar el referéndum ilegal y es fruto de la “actuación permanente de investigación de la Guardia Civil y del resto de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, determinadas a hacer cumplir la legalidad en atención a las instrucciones recibidas por el Ministerio Fiscal y las autoridades judiciales”. La Guardia Civil ha informado de que el dispositivo continúa abierto y no descarta otras actuaciones.

Un palé con miles de carteles promocionales del referéndum. de autodeterminación.

Un palé con miles de carteles promocionales del referéndum. de autodeterminación. G. C.

Una de las imprentas que han sido inspeccionadas es la empresa Artyplan de Sant Feliù de Llobregat (Barcelona), a cuyas puertas se han concentrado varias decenas de personas en protesta por la actuación de la Guardia Civil, tras una pancarta con el lema “Democracia” y gritando consignas como “Votarem, votarem” (Votaremos, votaremos).

Los agentes de la Guardia Civil han inspeccionado también una furgoneta de la empresa Gráficas Ossó de Sant Feliu que se encontraba en las cercanías de la imprenta Artyplan. Según ha explicado a Efe el propietario de Gráficas Ossó, Enric Ossó, la Guardia Civil ha instado al conductor a abrir las cajas y mostrar su interior y sólo han podido comprobar que llevaban material perteneciente a otros clientes, sin ninguna relación con el referéndum suspendido.

El pasado sábado, la Guardia Civil estuvo registrando también un antiguo local del semanario El Vallenc de Valls (Tarragona), en busca de material impreso relacionado con la consulta de independencia. Posteriormente, el director del semanario fue citado a declarar como investigado ante la Guardia Civil, aunque se negó a responder al interrogatorio. Horas antes, había sido registrada una imprenta en la localidad de Constantí (Tarragona).