El presidente del Gobierno ha pedido este miércoles al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, «una rectificación» y que «cumpla la ley» como debe hacer cualquier ciudadano y, especialmente, los gobernantes. Tras un rifirrafe con el portavoz de ERC, Gabriel Rufián, que le ha pedido que «saque sus sucias manos de las instituciones catalanas», Rajoy ha mantenido su postura frente a la consulta del 1 de octubre.

«No voy a tener ninguna polémica con el señor Rufián ni voy a calificar sus palabras. Lo que me preocupa es lo importante, lo que está sucediendo en Cataluña», ha asegurado, para lamentar el «intento de liquidar la Constitución y el Estatuto de Autonomía». Poco después de la detención de la cúpula de Economía y Hacienda de la Generalitat, Rajoy se ha referido a «una gente que está saltándose la ley y lógicamente el Estado tiene que reaccionar». «Estaban avisados, sabían que el referéndum no se podía celebrar porque es liquidar la soberanía nacional y el derecho que tienen todos los españoles a decidir lo que quieren que sea su país».

«Como en otras ocasiones pido una rectificación, que volvamos a la normalidad y al sentido común porque como ya hemos dicho el referéndum no se puede celebrar. Y lo siento mucho, yo espero que no sigan con esta dinámica porque no ayuda ni conduce a nada»,  ha explicado en el pasillo del Congreso.

«A Puigdemont lo único que le pido es que cumpla la ley. No se puede aprobar en tres horas una nueva Constitución. Eso es profundamente antidemocrático, todos los países lo debaten durante meses y durante años. Si en España no se cumple la ley lo que habrá es injusticia, arbitrariedad y la ley del más fuerte. Y eso sinceramente eso no lo podemos aceptar de ninguna de las maneras. Lo mejor para todos es que se dé marcha atrás en este disparate que no conduce a nada», ha zanjado.

«Saque sus sucias manos de Cataluña»

El presidente del Gobierno ha realizado estas declaraciones después de la sesión de control al Gobierno, llena de tensión tras las primeras detenciones en Cataluña por colaboración con el referéndum ilegal. Los siete diputados de ERC (Joan Tardá estaba ausente) se han ausentado de la Cámara en protesta después de una agria intervención de Gabriel Rufián en sus preguntas a Rajoy. Al plante se han sumado los representantes del PdCat, que también han abandonado la sesión, aunque de momento no renuncian a sus actas.

https://twitter.com/Berlustinho/status/910403699293478912

«La Constitución se la cargó usted una noche de verano con sus colegas del PSOE en el indgino 135. No me dé lecciones de constitucionalismo», le ha espetado, para explicar que había tenido que cambiar sobre la marcha su intervención porque esta mañana se habían encontrado a «la Guardia Civil frente a casas de amigos». «Usted y sus lacayos están deteniendo a cargos electos catalanes simplemente por sus ideas. Le pido, le exijo, que saque sus sucias manos de las instituciones catalanas. Le pido, le exijo, que deje de hacerlo con nocturnidad y alevosía. Y sepa que por cada uno de nosotros que detenga hay cientos que están dispuestos a respetar el mandato popular que tenemos detrás. La voluntad del pueblo catalán es imparable, esto ya no es una lucha por los derechos democráticos de Cataluña, sino una lucha por los derechos civiles de todos», ha asegurado.

El presidente del Gobierno ha evitado caer en la provocación y ha mantenido el tono para explicar que esas detenciones son «decisión de un juez y cualquier demócrata debe respetar lo que decida uno de los tres pilares del estado». «Mientras sigan empecinándose en sus errores, mientras se salten la ley y quieran pasar por encima de todo, peor para todos», ha advertido Rajoy, que ha pedido a Rufián «que cesen las amenazas de sus socios de la CUP contra alcaldes, concejales, policías locales y gente que no piensan como ustedes, porque son atentados contra los derechos individuales de las personas, incluidas los diputados de Cataluña y los ciudadanos a los que representan».

«Si permitimos la barbarie democrática, ¿qué nos queda?

Tras su encontronazo con ERC, Rajoy ha insisitido en su mensaje en debate con el PNV. A preguntas de Aitor Esteban, ha explicado que ha hablado con Puigdemont en varias ocasiones, pero que sólo le ha dado una opción: «referendum sí o referéndum sí». «En mi vida he tenido muchos interlocutores, pero nunca que me pidieran cosas imposibles o que pasaran por encima de todo. La ley en España se tiene que cumplir y a partir de ahí podemos hablar de lo que sea», ha asegurado.

«En pocas horas alguien pretende liquidar todo el acervo jurídico que nos hemos dado en estos 40 años y pasando por encima de todos los trámites democráticas y quitando a los diputados catalanes sus derechos», ha lamentado. Ese «acto de barbarie democrática ni es decente ni es respetuoso con los derechos de los diputados y los que les votaron», según Rajoy, que también ha apelado a la legislación europea. «¿Si se permite eso qué nos queda?», se ha preguntado.