La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha acusado hoy al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, de propiciar un clima de «acoso masivo» y le ha preguntado: «¿Hasta cuándo va seguir abusando y tensionando al pueblo de Cataluña?». En declaraciones a los medios previas a una conferencia del presidente de UPN, Javier Esparza, organizado por Fórum Europa, Esparza, la vicepresidenta también ha respondido al plan de contingencia anunciado anoche por Puigdemont y ha dicho que «en eso se ha quedado el referéndum, en un plan de contingencia».

Sáenz de Santamaría ha insistido en recordar a Puigdemont que «esos jueces, esos medios de comunicación, esos padres y esos niños que acarrean a las manifestaciones son pueblo de Cataluña». Y ha añadido que los guardias civiles que hacen los registros son pueblo de Cataluña y también el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña es una institución catalana, recogida en su Estatuto de autonomía. Por ello, ha insistido en exigir a Puigdemont que deje ya de «atropellar los derechos de su pueblo».

Impedir que se sigan cometiendo ilegalidades y reaccionar a todas ellas»

Sáenz de Santamaría ha asegurado que Puigdemont conoce la fortaleza del Estado de derecho, «sabe que España es un Estado democrático y tiene toda la firmeza necesaria para impedir que se sigan cometiendo ilegalidades y para reaccionar a todas ellas». La vicepresidenta ha subrayado que así se le dijo a Puigdemont cuando se «desbarató» la organización del referéndum.

Pero, ha recordado que se le ofreció por parte del Gobierno y de las fuerzas mayoritarias del conjunto de la nación que «volviera a la ley, a la democracia y que dentro de la ley el diálogo es posible. Fuera de la ley es imposible cualquier entendimiento».