La juez ha enviado a juicio al ex diputado de CiU en el Parlament y exsecretario general de CDC, Oriol Pujol, y a su esposa, Anna Vidal, por el caso de las ITV, al haber usado su influencia política para favorecer a determinados empresarios de este sector y cobrar los servicios a través de su mujer, han explicado a Europa Press fuentes judiciales.

Según el auto, publicado este viernes por La Vanguardia, con el que el que el Juzgado de Instrucción 9 de Barcelona ha remitido la causa a la Oficina del Jurado, Oriol Pujol «era el político que, valiéndose de su cargo en beneficio propio y traicionando el interés público, asumió y ejecutó las pretensiones formuladas» por los empresarios

Aunque el caso deberá ir a juicio, con tribunal popular, Pujol ya ha llegado a un pacto con la Fiscalía por el que reconoce los hechos y ha aceptado dos años y medios de cárcel por tráfico de influencias, soborno y falsedad documental, mientras que su mujer en principio evitaría entrar en prisión al aceptar una pena inferior a dos años; ambos, deberán pagar una multa.

Sergi Pastor y Ricard Puignou

Otros dos acusados han pactado también la Fiscalía -los empresarios Sergi Pastor y Ricard Puignou- pero ni el ex número dos de la Diputación de Barcelona Josep Tous ni el empresario Sergi Alsina, amigo de Oriol Pujol, han alcanzado un acuerdo con el Ministerio Público.

Pujol acepta una pena de cárcel superior a los dos años y la Fiscalía tiene previsto pedir su ingreso en prisión, si bien el abogado del ex político, Xavier Melero, ya anunció que pedirán que no entre en prisión teniendo en cuenta que son tres penas diferentes inferiores a dos años

Esta decisión, en cualquier caso, dependerá del magistrado presidente del jurado, que deberá decidir si hace acepta la petición de la Fiscalía o a la defensa; en un principio, la Fiscalía pedía cinco años y dos meses de cárcel para Pujol y tres años y cuatro meses para su mujer.