La pasividad que están mostrando los Mossos d’Esquadra para impedir que se lleve a cabo la votación en el referéndum de autodeterminación de este domingo, como han ordenado jueces y fiscales, ha quedado evidenciada en una escena que ha tenido lugar esta mañana en la localidad natal del ex jugador del FC Barcelona y hoy entrenador Pep Guardiola (Sampedor, en Barcelona). Una pareja de agentes se ha personado a las puertas de uno de los centros de votación designados por la Generalitar de Cataluña y ha tenido lugar la siguiente conversación

Mossos.-Buenos días.
Público.-Buenos días.

M.-Quedan cinco minutos [para la apertura del centro electoral] y supongo que ninguno aquí es responsable…
P.-Noooooo.

M.-Suponía bien… Bueno, nosotros lo que haremos será rellenar un acta diciendo que la plaza está llena de personas y que es imposible pasar. Iremos pasándonos durante el día para que no haya altercados ni historias. Amigos. ¿Vale?

Y en ese momento los vecinos de esta localidad próxima a Manresa rompen en aplausos ante la condescendencia mostrada por los agentes de los Mossos, que se dan la vuelta y se marchan.

Por orden del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, la Policía de la Generalitat tenía la obligación de precintar o desalojar los centros de votación para evitar que se llevara a cabo la votación, suspendida por el Tribunal Constitucional. Sin embargo, los Mossos se están limitando a personarse en los colegios electorales para rellenar un acta. El mayor del cuerpo, Josep Lluis Trapero, ya había advertido en los días previos que los agentes tratarían de cumplir las órdenes judiciales pero sin emplear la violencia.

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha confirmado este domingo que los Mossos han pedido por escrito el refuerzo de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado ante la concentración de personas en la mayor parte de los colegios electorales. La Fiscalía Superior de Cataluña baraja actuar contra la Policía Autonómica por la pasividad que está demostrando.