La huelga general iniciada este viernes en Cataluña como protesta por el uso de la “violencia” durante el referéndum del 1-O está provocando retenciones en las carreteras autonómicas. Doce de ellas han sido cortadas por manifestantes. El Servicio Catalán de Tráfico está informando a través de su cuenta de Twitter de cuáles son las carreteras afectadas. A su vez, ha sido suspendido el de autobuses y de metro hasta las 17.00 horas.

Un total de 24 manifestaciones han cortado esta mañana la circulación en carreteras como la AP-7 o la C-32, y provocan retenciones, en algunos casos, de más de 10 kilómetros. La autopista AP-7 está cortada a la altura de Girona en ambos sentidos de circulación, ya que un grupo de vecinos han invadido las vías con sus coches. La B-30 también está cortada en Sant Cugat del Vallès, al igual que algunos tramos del Eix Transversal, la C-32 o la N-340.

Las retenciones se están produciendo debido a las protestas de ciudadanos que, con sus coches y tractores, cortan las vías o realizan marchas lentas. Es el caso de la A-2, la autovía que va a Lleida, los vecinos han hecho un tapón con sus coches a la altura de El Bruc y van en marcha lenta hacia Igualada con el propósito de colapsar la autovía.

Información sobre la convocatoria de huelga en el hospital Joan de Déu de Barcelona.

Información sobre la convocatoria de huelga en el hospital Joan de Déu de Barcelona.

Por otro lado, el transporte público también se ha visto afectado. La huelga general convocada hoy por CGT, IAC, COS e Intersindical CSC ha arrancado en Barcelona con el metro funcionando al 40% y los autobuses al 30%, por encima de los servicios mínimos decretados por la Generalitat para primera hora de la mañana, establecidos en un 25%, según han informado a Efe fuentes de TMB. No obstante, a lo largo de la mañana se ha suspendido el servicio de autobuses y se han cerrado las estaciones de metro hasta las 17.00 horas.

Los comercios también han amanecido cerrados. El polígono alimentario Mercabarna ha despertado hoy prácticamente desierto, dado que las 770 empresas de la Asociación de Concesionarios de Mercabarna (Assocome) que operan en él secundan el paro general convocado en protesta por la violencia policial durante el 1-O. La avenida principal de “la ciudad que no duerme” presentaba a primera hora de la mañana una imagen de inusual calma, sin el tráfico habitual de furgonetas, camiones y coches particulares. Algunas empresas ya han informado a sus trabajadores de que no verán reducida la nómina de este mes si deciden sumarse a la huelga.

Piquetes

La huelga general está teniendo un seguimiento “muy elevado” en sectores como el transporte, el comercio, la estiba o la agricultura. Según CGT, numerosos piquetes de barrio o ciudad organizados en comités de huelga local están llevando a cabo movilizaciones en defensa del paro en calles y polígonos industriales. Asegura, en este sentido, que se han montado “barricadas” en polígonos de Lleida, forzando el cierre de empresas.

Los puertos de Barcelona y Tarragona también están “prácticamente parados” por el seguimiento “casi total” que está teniendo la huelga en el colectivo de los estibadores y de los remolcadores de grandes barcos, afirma el sindicato. El sector agrario está asimismo en situación de inactividad y los arroceros del Delta del Ebro, por ejemplo, interrumpirán la cosecha, según CGT.