El ex consejero de Presidencia de la Comunidad de Madrid Francisco Granados solicitó este jueves al juez de la Audiencia Nacional instructor de la trama Púnica, Manuel García Castellón, que cite a declarar en calidad de testigo a la ex presidenta de la Comunidad de Madrid Esperanza Aguirre y a la actual mandataria regional Cristina Cifuentes, además de a una treintena de ex altos cargos del gobierno regional y ex ediles de municipios madrileños.

En un escrito remitido al Juzgado Central de Instrucción número 6, el presunto cabecilla de la trama insta igualmente al juez a que tome declaración a Jaime González Taboada, que esta semana salió del gobierno regional madrileño…con destino al senado por representación autonómica, con el permiso de PSOE y Ciudadanos. También reclama que se cite al ex consejero de Medio Ambiente Borja Sarasola. Además, pide “a fin de lograr un mayor esclarecimiento de los hechos” un careo entre él y el que fuera su socio, el empresario David Marjaliza.

La representación procesal de Granados solicita que, una vez sean escuchados los cuatro testigos, pueda volver a prestar declaración en dependencias judiciales “para aclarar todos los extremos objeto de la investigación” relativa a la presunta financiación ilegal del PP madrileño.

No es la primera vez que Granados pide al juez que cite a declarar a la ex presidenta del PP de Madrid Esperanza Aguirre como testigo en la trama. En los pasados meses de marzo y mayo formuló la misma petición de cara a que aclarase si él podría tener la influencia que le atribuía la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil (UCO) sobre otros cargos autonómicos en relación con diferentes operaciones urbanísticas investigadas en esta causa.

Careo con Marjaliza

Justifica la solicitud de careo al entender que Marjaliza, que volverá a prestar declaración ante el juez instructor en octubre. ha incurrido en “contradicciones y desacuerdos” sobre unos mismos hechos y por tanto considera necesaria la aclaración en tanto las partes mantienen “posiciones discordantes”.

El escrito se refiere sin mencionarlo a las revelaciones hechas por el constructor y presunto cerebro de la trama en sede judicial en las que contó que tanto él como su ex socio Granados pusieron en marcha un sistema de cobro ilícito de comisiones a cambio de mediar en adjudicaciones cuando este último era alcalde de Valdemoro. Igualmente llegó a decir que Taboada, entonces consejero de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid, era el que “mangoneaba” dinero del Plan Prisma de la comunidad y que se quedaba con un tercio de las comisiones.

Altos cargos del PP

Granados, que el pasado mes de junio abandonó la prisión de Estremera tras dos años y medio de privación de libertad, pide además la testifical de los ex consejeros de la Comunidad de Madrid Mariano Zabía, Beatriz Elorriaga, Ana Isabel Mariño, Santiago Fisas (en la actualidad eurodiputado), Paloma Adrados (actual presidenta de la Asamblea de Madrid y muy cercana a Cifuentes), Engracia Hidalgo y Manuel Beltrán.

Por el conocimiento que puedan tener de los hechos pide la testifical del ex secretario general del PSOE madrileño y ex alcalde de Parla, Tomás Gómez, y los ex ediles de Getafe Juan Soler y Pedro Castro; de Alcalá Bartolomé González; y de Móstoles Esteban Parro. Precisamente David Marjaliza dijo en su declaración en la Audiencia Nacional que financió campañas de Tomás Gómez a cambio de adjudicaciones.

Igualmente pide que declaren como testigo los ex gerentes del Instituto de la Vivienda de la Comunidad de Madrid (Ivima) Domingo Menéndez y José Antonio Martínez además del que fuera socio de Marjaliza, Ramiro Cid, de la jefa de servicios jurídicos del Ayuntamiento de Valdemoro, Montserrat Pacheco y del jefe de urbanismo y contratación de dicho consistorio, José Luis Navarro y Juan Luis Aguilera, respectivamente.