Política

Sánchez pide generosidad a Puigdemont y que descarte la DUI

El líder del PSOE promete apoyo al Gobbierno ante una DUI pero evita ratificar la aplicación del 155

Reunión en el PSC: Pedro Sánchez y Miquel Iceta.

Reunión en el PSC: Pedro Sánchez y Miquel Iceta. EP

El estado mayor del socialismo español ha desembarcado hoy en Barcelona a poco más de 24 horas para que Carles Puigdemont comparezca ante el Parlament con la amenaza de una declaración unilateral de indepedencia. Una amenaza ante la que el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha pedido generosidad a todas las partes para renunciar a un camino sin retorno.

«Quiero trasladar un mensaje de esperanza: estamos a tiempo de encauzar racionalmente esta crisis que dura más de una década. Estamos a tiempo si somos generosos todos» ha asegurado Sánchez, quien ha insinuado que lo socialistas mantienen las vías de diálogo abiertas con el presidente de la Generalitat que no parece tener el Gobierno de Mariano Rajoy.

«Hoy en día no hace falta la presencia física para hablar» ha respondido cuando se le ha preguntado si se vería con Puigdemont. «El PSOE está haciendo su trabajo, la política también se hace en privado, hablando en espacios en que se puede tratar todos los escenarios» ha añadido Sánchez para insistir en que hay espacio para la «esperanza» y reclamar a Carles Puigdemont que renuncie a la declaración unilateral de independencia (DUI).

Sánchez se ha referido a las manifestaciones del fin de semana para asegura que «el pueblo catalán no es uno, son muchos, y ayer salió una parte de la sociedad catalana diciendo así no». Por ello, ha reclamado al Govern que «también se escuche a esa parte de la sociedad catalana, porque tiene que representar al conjunto en momento en que la sociedad catalana vive una profunda fractura social».

Acompañado por Adriana Lastra y José Luis Ábalos, Sánchez ha participado en una ejecutiva del PSC sumida en el desánimo por la inestabilidad institucional en la que se ha instalado la política catalana, que no hace más que crecer con la amenaza de la DUI prorrogada en el tiempo.

En este contexto, el líder del PSOE ha dejado claro su apoyo a las medidas que adopte el Gobierno ante una eventual declaración de independencia y ha señalado que cualquier diálogo debe circunscribirse al retorno a la legalidad. Pero ha evitado cuidadosamente referirse a la aplicación del artículo 155 de la Constitución para suspender la autonomía, tal y como ha hecho esta mañana la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría.

Una DUI «no tiene cabida en ningún estado social de derecho» ha advertido Sánchez, «igual que tendemos la mano par dialogar también apoyaremos la respuesta del Estado ante cualquier intento de quiebra de la convivencia de los españoles».

Reforma constitucional

El líder socialista ha insistido en la reforma constitucional como la vía para superar la actual crisis política y ha defendido que presionará al Gobierno español para que la comisión de estudio del Congreso presente conclusiones en breve y abrir el debate sobre la reforma constitucional «en unos meses».

En este sentido, ha asegurado que la reivindicación de un referéndum pactado sobre la independencia de Cataluña obliga también a una reforma constitucional porque, ha recordado, «la Constitución española no reconoce el derecho de autodeterminación».

El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, ha incidido en la difícil situación económica y social en la que se encuentra Cataluña tras el referéndum independentista del 1-O y ha pedido a las empresas que han abandonado esta comunidad que vuelvan a ella. «Hemos visto como todo lo que se había prometido era falso: se ha producido división de la sociedad, Europa nos ha dicho que fuera del estado de derecho no puede haber nada y hay inestabilidad económica de caballo» se ha lamentado Iceta.

Pedro Sánchez se ha referido a las manifestaciones que se han sucedido este fin de semana en contra de la independencia para señalar que una «inmensa mayoría de la sociedad española pide a sus representantes que la política vuelva a las instituciones, salga de las calles, y cuando vuelva saque concluisiones de lo que dijeron las calles».

 

Comentar ()