El parque de la Ciutadella de Barcelona, a través del cuál se accede al Parlament de Cataluña, permanecerá cerrado este martes «por motivos de seguridad», según han informado los Mossos d’Esquadra a través de su cuenta oficial de Twitter. La zona que está justo delante del Parlament ha amanecido con un cerco de triple valla ante la previsión de que se produzcan concentraciones a las puertas del edificio.

Desde la tarde del lunes, además, una furgoneta de los mossos se ha situado también al lado de la puerta de la Cámara catalana, algo poco habitual. Esta medida responde al pleno de esta tarde, en el que previsiblemente el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, declarará unilateralmente la independencia.

Fuentes de los Mossos han detallado que se ha decidido el cierre del parque al público para garantizar la seguridad en el recinto, y han recordado que durante la multitudinaria manifestación del domingo, en contra de la independencia de Cataluña y a favor de la unidad de España, un grupo de personas violentó una puerta de acceso a la Ciutadella y se dirigió en actitud hostil hasta el Parlament.

Como motivo de este acto, hay previstas concentraciones en los alrededores por parte de personas independentistas. La ANC ha convocado para este martes una marcha a las 18.00 horas cerca del Parlamento catalán, a la hora en que debe empezar el pleno. Bajo el lema ‘¡Avancemos al lado de nuestras instituciones! Sí, hola república’, la entidad pide una «concentración para acompañar la proclamación de los resultados del referéndum», según un comunicado.

Al conocer el cierre del parque, la ANC comunicó anoche que se anulaba una concentración el parque de la Ciutadella y la ha trasladado al Paseo de Lluis Companys, frente al recinto, y donde se encuentra también el edificio en el que tiene su sede el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, que desde ayer está custodiado por la Policía Nacional, y no solo por los Mossos d’Esquadra, por orden judicial.