En plena escalada de tensión entre Gobierno y Generalitat, la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, visitará mañana el Cuartel del Bruc, la principal instalación del Ejército en Barcelona, situada en pleno distrito universitario de la capital catalana. La también secretaria general del PP visitará las unidades ubicadas en El Bruc junto al jefe de Estado Mayor del Ejército de Tierra, el general del Ejército Francisco Javier Varela Salas, y por el jefe de la Inspección General del Ejército, el teniente general Fernando Aznar Ladrón de Guevara. Cospedal inspeccionará las unidades ubicadas en El Bruc 48 horas antes de que el Gobierno decida si pone en marcha la aplicación del artículo 155 de la constitución, en función de la respuesta que el presidente de la Generalitat dé al ultimátum lanzado hoy por Mariano Rajoy.

La visita de Cospedal llega en un clima de máxima expectación en Cataluña, poco después de que el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, se negara hoy a responder al Gobierno si da por declarada la independencia de Cataluña, tal y como le requirió el Ejecutivo como previa a la activación del artículo 155 de la Constitución, que supondría la suspensión total o parcial de la autonomía para garantizar el retorno de la Generalitat al marco constitucional. El presidente del Gobierno respondió apenas dos horas después a Puigdemont para reclamarle que «vuelva a la legalidad». Con la advertencia final de que «será usted el único responsable de  la aplicación de la Constitución”.

A la advertencias de Mariano Rajoy y Soraya Sáenz de Santamaría se ha sumado la presión que supone para el independentismo que la Fiscalía solicite prisión incondicional para el Mayor de los Mossos d’Esquadra, Josep Lluís Trapero, por su actuación durante el 20 de septiembre, cuando una comitiva judicial permaneció horas bloqueada en el interior de la Consejería de Economía de la Generalitat por una manifestación convocada por la ANC y Ómnium sin que la policía autonómica interviniera hasta que la secretaria judicial tuvo que ser evacuada por la azotea del edificio.

La última visita de Cospedal a Barcelona se produjo a mediados de junio, ya en plena escalada del proceso independentista. Cospedal se estrenó entonces como titular de Defensa en Barcelona presidiendo la reunión del Consejo Superior del Ejército (CSE) en la sede de la Inspección General del Ejército, en Barcelona. Era la primera vez desde 2001 que este órgano, con funciones asesoras y consultivas del ministro de Defensa y del jefe de Estado Mayor del Ejército, se reunía en la capital catalana.