Tras conocer la pena de prisión para los dirigentes de ANC y Òmnium Cultural, Jordi Sánchez y Jordi Cuixart, el secretario general de la Assemblea Nacional Catalana, Enric Blanes, defendió la actuación de ambas organizaciones durante la concentración que tuvo lugar el pasado 20 de septiembre frente a la Conselleria de Economía de la Generalitat. A su juicio, ambos dirigentes son presos políticos y culpa a España de judicializar actos políticos. A su juicio, el Estado no tiene en cuenta la voz de «una minoría» como es Cataluña, y lamentó que con los diputados del Parlament no se pueda cambiar la Constitución. «Cataluña está atrapada en el Estado español y en su Constitución, que es la Constitución de los muertos», señaló Balmes en La Brújula de Onda Cero.

Balmes denunció la dificultad para modificar la Carta Magna y apeló a la sentencia 31/2010 sobre reforma del Estatut, aprobada por mayoría parlamentaria y tumbada por el Tribunal Constitucional para argumentar esta afirmación. Desde entonces, «los catalanes estamos atrapados por el estado español contra nuestra voluntad», sentenció.

El secretario general de la ANC recordó anoche que las organizaciones dirigidas por Sánchez y Cuixart son pacifista y aseguró que fueron precisamente ellas las que consiguieron contener a los concentrados a las puertas de la Consejería de Economía el pasado 20 de septiembre para que no se produjeran altercados. «Comunicamos una concentración frente al departamento de Economía, pero vimos que se iba a producir de manera descontrolada y conseguimos contener a esa gente».

Blanes acusó directamente a los agentes de la Policía Nacional por detener a una de las activistas de la organización que, según él, sólo acudió a llevar comida y chalecos a los manifestantes. «El gobierno del Estado ha estado cometiendo errores. Ahora se encuentra en una situación grave y aislado internacionalmente», a su juico.

El secretario general no mostró ninguna sorpresa por la detención ya que había escuchado «rumores» durante la celebración de la Fiesta Nacional de España, y defendió en reiteradas ocasiones la libertad de Sánchez y Cuixart. Asimismo, adelantó que ambas organizaciones llevarán a cabo una «dura campaña internacional por la liberación».

Este martes está convocada una marcha con velas en la Diagonal de Barcelona en apoyo a los dos dirigentes encarcelados por un delito de sedición.