El ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha advertido hoy al president Carles Puigdemont que si no retorna a la legalidad y el Estado de Derecho el Gobierno se verá obligado a actuar. Ha reiterado que el Ejecutivo lo hará ya que está obligado a garantizar el cumplimiento de la ley y que para ello ya ha estudiado «todas las alternativas y todos los instrumentos a su alcance». Durante una intervención ante los medios de comunicación en Bilbao, Catalá ha asegurado que «todos deben saber» que la intervención del Estado se llevará a cabo «con toda firmeza» si la respuesta que mañana traslada el president no supone un regreso a la legalidad en Cataluña.

El ministro ha puntualizado que la actuación que se contempla se basa en la «proporcionalidad» y la «responsabilidad» pero aplicando y teniendo en su mano «todos los medios que el Estado de Derecho pone nuestro alcance». Ha asegurado que nadie puede estar por encima de la ley ni navegando sobre «planteamientos  antidemocráticos». Poco antes de intervenir ante los representantes de los Jueces Decanos de España, reunidos estos días en la capital vizcaína, ha subrayado que  que no existe «nada más democrático que garantizar el cumplimento de las leyes» y que eso será el único objetivo de la respuesta del Gobierno si no se reconduce la actual situación en Cataluña por parte del Govern.

Apenas una hora antes la ministra de Defensa, Dolores De Cospedal, también de visita en Bilbao con motivo de la reunión del Consejo Superior de la Armada, ha recordado al presidente de Cataluña que la respuesta que debe dar mañana antes de las 10.00 horas «es muy sencilla» y que el Gobierno no dará por válidas «maniobras de distracción o cualquier contestación con evasivas». La titular de Defensa ha reiterado el compromiso de las Fuerzas Armadas «con su país» en un contexto en el que ha reiterado «la petición a los que gobiernan en la Generalitat par que vuelvan a la ley y eviten la fractura tremenda que han provocado en una parte tan querida de España».

Decidir «lo que tenga que ser» España

La ministra ha apelado a Puigdemont a «devolver la normalidad» a Cataluña y no se pongan al margen de la ley. «Nadie tiene derecho a quitarnos a los españoles nuestro derecho a decidir lo que tenga que ser nuestro país», ha apuntado.

Por su parte los jueces decanos de España, que hoy han concluido su reunión anual en Bilbao, ha aprobado una declaración institucional referida a la situación en Cataluña en la que tras mostrara su apoyo y solidaridad con los magistrados catalanes han defendido el respeto a la ley. «El incumplimiento generalizado de la ley sólo aboca al caos más absoluto, porque más allá de la ley los derechos están inermes y la Justicia se desvanece».

Han denunciado la presión y coacción que la Justicia está sufriendo y se han comprometido a no permitir «que ninguna instancia política pretenda ejercer influencia sobre la función juridisccional. En este punto han calificado de «esperpento sobrecogedor» la celebración de una ‘comisión especial sobre la violación de derechos fundamentales en Cataluña’ impulsada en el parlament. En su escrito instan al Estado a que «haga todo lo posible y en todos los ámbitos a fin de favorecer el clima necesario para restaurar la pacífica convivencia y el Estado de derecho en Cataluña».