Política DESAFÍO INDEPENDENTISTA

JxS y la CUP se enredan en la fórmula para convocar el pleno de la independencia

Oriol Junqueras y Carles Puigdemont, en el 'Parlament' de Cataluña.

Oriol Junqueras y Carles Puigdemont, en el 'Parlament' de Cataluña. EFE

«El Parlament podrá proceder, si lo estima oportuno, a votar la declaración formal de la independencia que no votó el 10 de octubre». Con esta frase concluye la respuesta de Carles Puigdemont al requerimiento de Mariano Rajoy para que aclarara si proclamó o no la independencia, y en esas están ahora los grupos de JxS y la CUP en el Parlament. A la espera de ver cómo se concreta el sábado la aplicación del artículo 155 de la Constitución anunciada por el Gobierno, los independentistas debaten la posibilidad de pleno monográfico o el Debate de Política General para hacer efectiva la independencia en los términos avanzados por Puigdemont.

Lo cierto, sin embargo, es que ni siquiera hay acuerdo cerrado sobre si esa proclamación se votará en el Pleno. En su misiva, el presidente catalán habla explícitamente del voto de una resolución en el Parlament para hacer efectiva la independencia. Es la fórmula que de hecho siempre defendió la CUP, pero hasta ahora JxS sostenía que el 1 de octubre ya hacia efectiva la independencia y no hacia falta la votación. Una opción que evitaba que los 72 diputados de la mayoría independentista se comprometan personalmente con la declaración de independencia.

Ahora, sin embargo, el Govern vuelve a insistir en la necesidad de que esa declaración se vote, lo que supone que cada uno de los diputados que la apoye afrontará las consecuencias penales de ese acto. La propuesta del president, pasaría, según las fuentes, por concluir el pleno con la votación de una propuesta de resolución que proclame la independencia y active la entrada en vigor de la Ley de Transitoriedad Jurídica, abriendo el «periodo constituyente» de la nueva república catalana.

Pleno monográfico o Debate de Política General

El segundo punto del debate es la fórmula bajo la que se convocará el Pleno para hacer efectiva esa declaración unilateral de independencia (DUI). Para amplios sectores del bloque independentista la referencia de la Ley del Referéndum a la proclamación de la DUI en el Parlament debe entenderse como la convocatoria de un pleno monográfico con la independencia como único punto del día. En las reuniones mantenidas hoy por los grupos de JxS y la CUP se ha planteado también, sin embargo, la posibilidad de utilizar el Debate de Política General -que según el Estatut debe ocupar el primer pleno a la vuelta del verano, pero que todavía no se ha celebrado- para votar en él la proclamación de la independencia.

Hace un año, el Debate de Política General ya fue el escogido por Carles Puigdemont para aprobar la hoja de ruta hacia la independencia pactada con la CUP tras la moción de confianza debatida una semana antes. La resolución final aprobada por JxS y la CUP, con el mandato de celebrar un referéndum de independencia con o sin el acuerdo del Gobierno, fue el primero de los acuerdos de esta nueva mayoría independentista anulado por el Tribunal Constitucional, aunque esa anulación no ha frenado ninguna de las iniciativas del Govern.

La respuesta no se conocerá, en todo caso, antes de que el Gobierno desvele el sábado cómo concreta la aplicación del artículo 155. De momento no hay pleno convocado y la próxima reunión de la Mesa y la Junta de Portavoces está fijada para la mañana del lunes. Aunque no sería la primera vez que la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, convoca a ambos órganos de urgencia -puede hacerlo con un plazo de dos horas- para convocar un pleno también de urgencia que en teoría debe convocarse con un margen de 48 horas. Margen que de hecho no se respetó al convocar el pleno de investidura de Carles Puigdemont en domingo, horas antes de que expirara el plazo para la convocatoria automática de elecciones autonómicas tres meses después de las elecciones del 27 de septiembre de 2015.

Comentar ()