Un colectivo de Ertzainas han suscrito un comunicado de apoyo a los Mossos de Esquadra y a su máximo responsable, Josep Lluis Trapero de los que aseguran que en todas estas semanas desde el 1-O han mantenido una actuación “ejemplar”. En su documento afirman que ante las “constantes y reiteradas descalificaciones” que se han venido vertiendo contra la policía autonómica catalana y sus máximos responsables se ven en la obligación de mostrar su apoyo y solidaridad.

Subrayan que en un contexto complejo y “realmente difícil” el pasado 1-O los Mossos mantuvieron una actuación ejemplar “merecedor del más sonoro aplauso, reconocimiento y agradecimiento”. Añaden incluso que actuaron “con esmero en sus formas” además de intervenir de modo efectivo y eficaz “respetando al máximo la legalidad vigente”.

Los agentes de la policía autonómica vasca que apoyan el manifiesto inciden especialmente en su respaldo a Josep Lluis Trapero del que afirman que mantuvo una “ejemplar actuación” de acuerdo al “principio de jerarquía y subordinación a la autoridad”. Añaden que ha sido injustamente tratado “por algunos sectores de la sociedad catalana y española” y muestran su cercanía y “calor humano” de parte de “ertzainas vocacionales y comprometidos”.

Para estos agentes la policía debe estar siempre respetando la legalidad vigente y actuar “de manera absolutamente imparcial” y evitando “siempre, siempre cualquier tipo de práctica abusiva, mucho menos el uso de la fuerza”. En el escrito remitido al Grupo Noticias añaden que los principios de adecuación y proporcionalidad deben primar en el ejercicio de su acción profesional. Una actitud que consideran que se constató en la actuación “profesional” de los Mossos en el 1 de octubre y en los días posteriores.

Esta es la primera ocasión en la que desde la Ertzaintza se manifiesta posición alguna en relación a la actuación de los Mossos de Esquadra desde el pasado 1-O. En la misiva recuerdan a los mossos que «no estáis solos» y añaden que siempre que actúen del mismo modo que hasta ahora serán merecedores de su «máximo respeto y reconocimiento».