Nada ha cambiado. No al menos para el PNV. Los nacionalistas consideran que las condiciones para retomar una hipotética negociación presupuestaria, y a la que ayer apeló el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy como el siguiente “reto” para el PP, continúan sin darse. La aplicación del artículo 155 en Cataluña hizo saltar por los aires cualquier esperanza de volverse a entender con el PP de cara a ceder de nuevo sus votos para aprobar las cuentas de 2018. “No ha cambiado nada de la semana pasada a esta”, aseguran fuentes del partido.

Es la respuesta a las manifestaciones hechas ayer por el líder del PP durante el Comité Ejecutivo de su partido en la que llamó a la recuperación de “cierta normalidad” política en nuestro país tras desactivar el impacto de la DUI en Cataluña y convocar elecciones para el próximo 21 de diciembre. Fue el vicesecretario general de organización, Fernando Martínez Maíllo quien avanzó que el escenario en el que ahora trabaja el PP es volver a negociar y acordar “fundamentalmente con los que ya lo hicimos antes”, en referencia a Ciudadanos, PNV, Coalición Canaria y Nueva Canaria.

En el PNV aseguran que la aplicación del 155 no permite generar “las condiciones” para ninguna negociación presupuestaria

El PNV subraya que la gestión de la crisis en Cataluña no permite que se den las condiciones “adecuadas” para un nuevo proceso negociador. Saben que el acuerdo anterior con el PP logró un gran resultado en contraprestaciones para Euskadi pero que estas ahora serían menores y con mucho mayor desgaste para su formación tras la aprobación del artículo 155 para Cataluña.

El PSOE y Ciudadanos, ‘los nuevos aliados’

El Grupo Vasco en el Congreso por ahora no tiene ninguna reunión prevista al respecto ni ha dado paso alguno para iniciar negociaciones. En la sede de la formación vasca aseguran que el escenario más probable actualmente, al menos si de su apoyo depende, es una prórroga presupuestaria. “No estamos en eso”, subrayan. Más aún recuerdan al PP que si decisiones tan trascendentes como la aplicación de las medidas incluidas en el 155 se han podido alcanzar entre el PSOE, Ciudadanos y el PP más sencillo será acordar para aprobar un pacto presupuestario. Los nacionalistas vascos consideran que en los últimos meses la crisis catalana ha consolidado una nueva alianza de partidos de ámbito nacional que haría innecesario su apoyo.

El rechazo a la aplicación del 155 ha sido profundo en las filas del PNV. El partido de Urkullu y Ortuzar se ha implicado directamente para evitar que Rajoy aprobara la medida prevista en la Constitución y se ha volcado en el papel de mediación, con el propio lehendakari y presidente del PNV como principales agentes de mediación para forzar que Puigdemont no aprobara la DUI y convocara elecciones. La aplicación del 155 en el caso catalán supone un precedente que inquieta en el PNV ante el proceso que de modo paralelo está abierto en Euskadi para aprobar un nuevo encaje del País Vasco en el Estado.

El PNV recuerda al gobierno que aún debe ratificar y cumplir compromisos de 2017 como el Cupo y el Concierto e inversiones plurianuales

Los nacionalistas también están inquietos al comprobar que el escenario que ahora se ha conformado está demorando otros compromisos adquiridos. Temen que  el Gobierno intente condicionar su cumplimiento a una posible alianza de cara a los presupuestos de 2018. La principal inquietud se refiere a la aprobación en el Congreso de los acuerdos referidos al Cupo vasco y el Concierto Económico y que deben ser aún ratificados en la Cámara baja. El compromiso del Ejecutivo de Rajoy es hacerlo antes de que concluya el año pero los nacionalistas vascos han reclamado en reiteradas ocasiones que la aprobación se acelere. Junto a ello, preocupa que algunos de los acuerdos de carácter plurianual que se firmaron con el pacto presupuestario de 2017 en mayo pasado se vean afectados por una posible prórroga presupuestaria o incluso por un no apoyo del PNV de cara al próximo ejercicio. Precisamente a este respeto se refirió ayer Martínez Maíllo al recordar que las partidas plurianuales comprometidas podían ser una razón más para “avanzar en el acuerdo” con el PNV.