Política

El independentismo retrocede en votos y podría perder la mayoría absoluta, según La Vanguardia

logo
El independentismo retrocede en votos y podría perder la mayoría absoluta, según La Vanguardia
Elecciones Cataluña 21-D: Encuesta de GAD3 para La Vanguardia.

Elecciones Cataluña 21-D: Encuesta de GAD3 para La Vanguardia.

Resumen:

La Vanguardia ha publicado este sábado la primera encuesta electoral de cara a las elecciones autonómicas catalanas del próximo 21-D cuyo trabajo de campo incluye la huida de Carles Puigdemont a Bélgica y la encarcelación de Oriol Junqueras y el resto de sus consejeros.

Y el resultado es malo para el independentismo, que retrocede en votos frente al 27-S de 2015 y podría perder la mayoría absoluta en escaños en el Parlament.

ERC ganaría cómodamente pero la suma del independentismo no lograría superar el 46% de los sufragios. Y su mayoría absoluta correría serio peligro: en el peor de los casos, ERC, PDeCat y CUP sumarían 66 diputados. En el mejor, 69.

Todos los partidos del bloque constitucionalista mejoran sus resultados. El PP de Xavier García Albiol superaría en votos y escaños a los comunes de Ada Colau.

La Vanguardia ha publicado este sábado la primera encuesta electoral de cara a las elecciones autonómicas catalanas del próximo 21-D cuyo trabajo de campo incluye la huida de Carles Puigdemont a Bélgica y la encarcelación de Oriol Junqueras y el resto de sus consejeros. Y el resultado es malo para el independentismo, que retrocede en votos frente al 27-S de 2015 y podría perder la mayoría absoluta en escaños en el Parlament, con una participación récord del 81%.

El principal vencedor de las elecciones sería ERC, que obtendría el 29,3% de las papeletas y entre 45 y 46 escaños si concurriera por separado. El PDeCat se hundiría hasta el 10,4% y los 14-15 escaños. La CUP conseguiría un 6,2% de los votos -un 25% menos que hace dos años-, perdería sus 10 escaños actuales y conseguiría entre siete y ocho asientos.

Así las cosas, la suma del independentismo no lograría superar el 46% de los sufragios. Y su mayoría absoluta correría serio peligro: en el peor de los casos, ERC, PDeCat y CUP sumarían 66 diputados. En el mejor, 69. La mayoría absoluta en el Parlament se obtiene con 68 asientos.

En el bloque constitucionalista, todos los partidos registran significativas mejoras respecto a 2015. Especialmente Ciudadanos, que liderado por Inés Arrimadas crecería del 17,9% al 20,6%. En escaños, se traduce en un hipotético aumento hasta los 28.

Las noticias son buenas también para el PSC, impulsado por el rol de Iceta y la presencia de Josep Borrell en las grandes manifestaciones unionistas de las últimas semanas en Barcelona. Los socialistas crecen casi dos puntos, hasta el 14,6%, y podrían recuperar los 20 diputados. El PP de Xavier García Albiol también crece ligeramente. En porcentaje, del 8,5% al 8,7%. En escaños, podría conseguir entre 10 y 12. Actualmente, cuenta con 11.

Las peores noticias de la encuesta, realizada por Gad3 entre el 30 de octubre y el viernes 3 de noviembre, son para Catalunya en Comú, la formación impulsada por Ada Colau y previsiblemente liderada por Xavier Domenech. Los comunes ni siquiera lograrían mejorar los resultados de Catalunya Sí Que Es Pot (8,9%) y caerían al 8,3%. Esto les convertiría en la sexta fuerza en votos en el Parlament, por detrás del PP y sólo por delante de la CUP.

El techo de los 2 millones

Los datos de esta encuesta, como la del CEO de la Generalitat publicada esta misma semana, impedirían al bloque independentista proclamar una victoria en clave de plebiscito.

Y esto, unido a la masiva movilización que prevé la encuesta (del 81%, frente al ya histórico 75% de 2015), anticipa una muy mala lectura para el secesionismo: ya no pueden movilizar a prácticamente nadie más.

El 81% de participación se traduciría el 21-D en un récord de 4.5 millones de papeletas. Pero ni así podría el independentismo reventar la barrera de los 2 millones que les contiene desde hace casi un lustro. El 29,3% de ERC representaría 1.318.126 sufragios. El PDeCat aportaría a la causa 467.867 y la CUP sólo 283.419. En total, 2.069.412 votos a contar en el saco del independentismo, en línea con las elecciones del 27-S de 2015 y las consultas del 9-N de 2014 y el 1-O de 2017.

La Razón: los soberanistas, a tres escaños de la mayoría absoluta

Los partidos independentistas obtendrían 65 escaños en las elecciones catalanas del 21D y se quedarían a tres de la mayoría absoluta, en tanto que el bloque constitucionalista ganaría un diputado y pasaría a tener 57 representantes en el Parlamento catalán, según una encuesta que publica hoy La Razón.

El sondeo, realizado por NC Report, se basa en un millar de entrevistas hechas en Cataluña entre el 30 de octubre y el 3 de noviembre, después de la entrada en vigor del artículo 155 de la Constitución, de la huida de Puigdemont a Bruselas y del encarcelamiento del exvicepresidente del Govern, Oriol Junqueras, y de ocho exconsellers.

Los datos revelan que el PDeCat, ERC y la CUP sumarían 65 escaños si se presentaran a las elecciones por separado el 21D, siete menos que los 72 que lograron en septiembre de 2015 Junts pel Si (ERC y PDeCat) y la CUP, que concurrieron entonces en listas distintas.

Los partidos constitucionalistas en esta ocasión, según indica la encuesta, mejorarían sus resultados respecto a las elecciones autonómicas de 2015 y de tener 52 representantes en el Parlamento catalán pasarían a contar con 57, lo que equivale a un 4,6% de crecimiento en porcentaje de voto.

El PP sería el partido más beneficiado por esa subida y ganaría dos diputados (de 11 pasaría a 13), los mismos que sumaría Ciudadanos (tendría 27 frente a los 25 actuales), en tanto que el PSC incorporaría un representante (ahora tiene 16 escaños y tendría 17).

ERC ganaría las elecciones autonómicas del 21D, según la encuesta, con 42 diputados; CSQP (Catalunya Sí que es Pot) tendría 13 escaños y la CUP perdería 4 y se quedaría con 6 representantes.

Los partidos independentistas ganarían un diputado si concurren en coalición el 21D (PDeCat, ERC y la CUP) y contarían de este modo con 66 escaños; los constitucionalistas (Ciudadanos, PSC y PP) se quedarían con 57 diputados, tanto si se presentan juntos como si lo hacen por separado, y CSQP tendría 12, en caso de que haya coaliciones, y 13, si no las hay.