«Señores Juncker y Tajani, ¿Seguirán apoyando a Mariano Rajoy en este golpe de estado si los catalanes deciden apoyar la independencia de Cataluña en las elecciones del 21D?». Carles Puigdemont está decidido a internacionalizar su pulso con el Gobierno español, y hoy ha vuelto a dar muestras de ello en un acto con alcaldes independentistas organizado en Bruselas. En este empeño, el ex presidente catalán ha emplazado al presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, y al presidente del Europarlamento, Antonio Tajani, ha decir si aceptarán los resultados de los comicios autonómicos convocados por el Gobierno en aplicación del artículo 155 de la Constitución.

En un discurso centrado en denunciar la supuesta represión del Gobierno y el Estado contra el independentismo catalán, Puigdemont se ha referido de nuevo al franquismo para recordar el fusilamiento del president Lluís Companys. «Nunca lo olvidaremos», ha advertido, «es un fascismo que hoy de manera totalmente impune participa en las manifestaciones convocadas por el partido del Gobierno, y no tienen ninguna vergüenza de reivindicar el fascismo, esto es lo que tenemos hoy en España» ha denunciado dirigiéndose también a los líderes europeos para pedir, una vez más, su intervención en la crisis catalana.

El fascismo que asesinó a Companys hoy participa de manera totalmente impune en las manifestaciones convocadas por el partido del Gobierno» ha afirmado Puigdemont

Finalmente Carles Puigdemont sí ha asistido al encuentro de alcaldes independentistas en defensa de los detenidos por orden de la Audiencia Nacional. Pese a las dudas expresadas por la organización, el ex president ha acudido al Centro Cultural Bozar de Bruselas, donde ha sido recibido al grito de «¡President!» por los cerca de doscientos ediles convocados por la Asociación de Municipios Independentistas (AMI) y la ACM, organizaciones que integran a primeros ediles de PDCat, ERC y la CUP. De hecho, representantes locales de los tres partidos tomarán la palabra en el acto, en el que también intervendrán los eurodiputados Ramon Tremosa (PDCat) y Josep Maria Terricabras (ERC).

 

La presencia de Puigdemont, junto a los consellers cesados, confiere un protagonismo al que presumiblemente será el candidato del PDCat en las próximas elecciones autonómicas del 21-D que podría molestar a ERC, con la imagen de un ex president vitoreado por todos los alcaldes independentistas convocados en defensa de las instituciones catalanas que podría interpretarse como el primer acto de precampaña. Todo ello horas antes de que finalice el plazo para registrar coaliciones electorales sin que los dos partidos integrantes de JxS hayan alcanzado un acuerdo para reeditar el pacto. El propio Puigdemont ha defendido esta mañana la opción de una lista conjunta, que a estas horas parece descartada.

Las varas de mando, facturadas

Algo menos de doscientos alcaldes adscritos a la AMI han aterrizado en Bruselas para manifestarse en el corazón de Europa en contra de la aplicación del artículo 155 de la Constitución y la prisión incondicional decretada por la Audiencia Nacional para los miembros del Govern que permanecen en España. Lo han hecho en un vuelo chárter contratado por la AMI y la Asociación Catalana de Municipios (ACM) tras facturar las varas de mando de sus alcaldías en el Aeropuerto de El Prat, varas que han exhibido en la concentración de esta tarde y posteriormente en el acto – como ya hicieran el pasado 27 de octubre en la concentración protagonizada en el Parlament tras la proclamación de la república catalana-.

La convocatoria de AMI y ACM debía llevar a los primeros ediles a un acto convocado inicialmente en el Parlamento Europeo, auspiciado por el eurodiputado convergente Ramon Tremosa, pero la oposición del presidente de la Cámara, Antonio Tajani, ha obligado a los convocantes a trasladar la concentración al Centro Cultural Bozar de Bruselas. Un acto en el que participan Carles Puigdemont y los miembros huidos de su gobierno, Antoni Comín, Clara Ponsatí, Meritxell Serret y Lluís Puig y en el que están teniendo un papel estelar el propio Tremosa y los líderes de la AMI, Neus Llovet, y ACM, Miquel Buch.

A la convocatoria se han unido además los alcaldes de Girona, Marta Madrenas (PDCat), Sabadell, Maties Serracant (CUP), Manresa, Valentí Junyent (PDCat), Cerdanyola, Carles Escolà (CxC) o Alella, Andreu Francisco (ERC). Son los más destacados de un grupo de 200 alcaldes, la mayoría de los cuales ha viajado en el chárter, aunque otros participantes han optado por secundar la convocatoria en coche.

Una opción justificada dado que la falta del paraguas europeo -la negativa del Parlamento Europeo a aceptar la reunión como un acto organizado por un eurodiputado, y patrocinado por tanto por fondos de la eurocámara, que dota a cada eurodiputado con un presupuesto de 30.000€ anuales para promoción de la actividad del Europarlamento- cada alcalde ha tenido que sufragarse el viaje de su bolsillo.