Neus Lloveras, alcaldesa de Vilanova i la Geltrú y presidenta de la Asociación de Municipios por la Independencia (AMI) no ha superado el corte de las primarias comarcales que son el primer paso en la confección de listas del PDCat. El proceso, que concluyó ayer noche, sí se ha saldado con la elección de otros nombres del peso como la secretaria de Coordinación, Marta Pascal, la ex portavoz del Govern Neus Munté o el presidente de la Asociación catalana de Municipios (ACM), Miquel Buch. La AMI y la ACM fueron las organizadoras del acto con 200 alcaldes independentistas que el martes dio el pistoletazo de salida a la campaña de Carles Puigdemont desde Bruselas.

Lloveras ha tenido un papel protagonista en todas las movilizaciones en favor primero de la celebración del referéndum independentista del 1-O y en los últimos días en defensa de la declaración de independencia, la legitimidad del Govern depuesto en aplicación del artículo del 155 y la liberación de los miembros del ejecutivo y de entidades soberanistas para los que la Audiencia Nacional ha decretado prisión preventiva.

Puigdemont, cabeza de lista por Barcelona

La presidenta de la AMI aún podría entrar, sin embargo, en las listas del PDCat, puesto que las primarias territoriales -cada comarca escoge un candidato entre la terna propuesta por la organización local- de los ex convergentes son solo el primer paso en la confección de unas candidaturas que a partir de hoy debe acabar de definir la ejecutiva del partido. Será ahora cuando se definan los cabezas de lista por cada provincia, con la prácticamente segura inclusión de Puigdemont como número uno por Barcelona y candidato, por tanto, a la presidencia de la Generalitat.

En este proceso se incorporará también a las listas a los ex consellers del partido, Joaquim Forn, Josep Rull, Jordi Turull y Meritxell Borràs. Mucho más dudosa es la incorporación de Santi Vila, el ex conseller de Empresa que dimitió la noche antes de la proclamación de la república, con la que no estaba de acuerdo. En el último Consell Nacional del partido varios consejeros reclamaron que se le abriera expediente disciplinario por esa decisión, que se ha visto como una traición al Govern y al partido.

Fuentes del partido apuntan además a la posibilidad de incorporar a sus filas a independientes de renombre -no muchos pero significativos- que permitan «ampliar la base de voto» a la que se dirige el partido heredero de Convergencia. Todo ello deberá concretarse antes del sábado, cuando el PDCat vuelve a reunir a su Consell Nacional para ratificar las listas con las que concurrirán a las elecciones del 21D.