El ex presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha hecho público un nuevo mensaje desde Bélgica, donde continúa tratando de entorpecer y evitar la orden europea de detención y entrega que pesa sobre él por los delitos de rebelión, sedición y malversación. Puigdemont, candidato a las autonómicas del 21-D por la lista de Junts per Catalunya, asegura que si los catalanes le escogen presidente en las urnas regresará a España para tomar posesión en el Parlament.

«Las elecciones del día 21-D, convocadas de manera ilegítima, e ilícita, no nos dan miedo. A mi no me dan miedo, al contrario», arranca diciendo Puigdemont en un vídeo grabado en una localización exterior. «Cada vez que nos pongan una urna, iremos como lo hemos hecho todos estos años. Y ganaremos», reivindica.

Puigdemont, entonces, despeja las dudas sobre si regresará a España o no, consciente de que si lo hace antes de que la justicia belga ordene su entrega será detenido. «Si vosotros queréis, si queréis que siga en el Parlament, yo ahí estaré, yo tomaré posesión», reta el ex presidente de la Generalitat, que afirma tener «todo el derecho del mundo a representaros si queréis que os represente».

La Policía sospecha que de no haber orden de la justicia belga en las próximas semanas, ese regreso no se producirá tras las elecciones, sino antes. En las últimas 48 horas antes de la votación, como último empujón a la campaña electoral. En este sentido, Puigdemont subraya que «hay tiempo de aquí a la toma de posesión». «Y las cosas saldrán bien», pronostica, «sobre todo si el 21-D somos una piña en el mensaje que enviemos y en la voluntad que expresemos los catalanes».