JxCat, la candidatura trabada por Carles Puigdemont al margen de su partido para recuperar la presidencia de la Generalitat, se financiará con las subvenciones electorales que corresponderían al PDCat y que la formación «ha cedido» íntegramente a la lista del president, ha explicado su directora de campaña, Elsa Artadi. Y hasta ahí llega la participación del partido que lideran Artur Mas y Marta Pascal en JxCat, cuyos responsables se esmeran en distinguirse de la ex Convergencia hasta el punto de que Artadi ha negado hoy cualquier participación del PDCat en las negociaciones de puntos en común con ERC.

«El PDCat no negocia nada porque quien se presenta es JxCat» ha zanjado la portavoz de la campaña, quien ha advertido además de que «no habrá negociación para un programa común, se hablo de puntos en común». Tal como avanzó El Independiente, los ex convergentes se resisten ahora a compartir progama con ERC, que ve como sus expectativas electorales se rebajan con la presentación de la candidatura de Puigdemont.

«Compartimos puntos porque compartimos un objetivo» ha señalado Artadi, que ha asegurado que se están cerrando también actos comunes como el del 7 diciembre en Bruselas -cuando ANC y Ómnium han convocado una manifestación en la capital belga- o si se produce la «liberación» de los ex consellers encarcelados por orden de la Audiencia Nacional.

A por el voto de ERC y el PSC

En este sentido el periodista e integrante de la campaña Francesc de Dalmases ha destacado una vez más que JxCat apela a todo el voto independentista del 27S y el 1-O -de hecho la candidatura se ha presentado en la Escuela Industrial, escenario de uno de los peores enfrentamientos con la policía en la jornada del referéndum-. «Es la lista que más claramente defiende el rechazo al 155: si crees que Puigdemont es president vota a Puigdemont» ha concluido.

Pero JxCat no se conforma solo con los votantes de JxS, su portavoz ha apelado también a los votantes socialistas que participaron en el 1-O. «El 155 tiene consecuencias» ha advertido Artadi refiriéndose a decisiones como el retorno de las obras de Sijena, «nuestra candidatura no sólo apela a los independentistas, apela a los todos los demócratas, también al votante del PSC que participó el 1-O y que se manifestó en 2010 bajo el lema ‘somos una nación, nosotros decidimos'» tras la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatut.

De ahí la insistencia de los integrantes de JxCat por distanciarse del PDCat y la herencia de Convergencia, que muestra la escasísima presencia de miembros del partido en la lista. Una candidatura, presentada hoy, en la que se han destacado la presencia de independientes como la historiadora Aurora Madaula, muy interesada en señalar su procedencia del independentismo de izquierda.