Carles Puigdemont ha creado un equipo de campaña a medida de su lista «del president» , JxCat, en el que el partido que le da apoyo, el PDCat, tendrá un papel secundario. La directora de campaña será Elsa Artadi, coordinadora del Govern hasta hace un mes, y el portavoz el periodista Eduard Pujol, director hasta hace una semana de Rac1.

Así lo ha avanzado El Nacional, que avanza también el papel determinante del ex secretario Comunicación, Jaume Clotet, que durante los gobiernos del tripartito fue el responsable de comunicación del Departamento de Gobernación, entonces en manos de ERC.

Elsa Artadi, la máxima responsable del equipo de campaña, se ha convertido durante los dos últimos años en una de las colaboradoras más cercanas del ex president como responsable de la coordinación interdepartamental del Govern. Una responsabilidad que hace un año le obligó a abandonar la ejecutiva del PDCat por el severo régimen de incompatibilidades que se autoimpuso el partido como respuesta a los casos de corrupción de CDC.

Culpable del vacío empresarial a Puigdemont

También es la responsable, según sus críticos, del fracaso de Carles Puigdemont en su última comparecencia en las jornadas del Círculo de Economía en Sitges, el principal evento económico anual en Cataluña. Puigdemont sufrió el pasado mayo un severo correctivo de la clase empresarial catalana, que sólo le hizo ni una pregunta tras su conferencia, para pedirle que aceptara la vía Rajoy como solución a la crisis catalana.

Artadi entró en la Generalitat de la mano de ex consejero de Economía Andreu Mas-Colell en el último gobierno de Artur Mas. Doctorada en Economía por la Universidad de Harvard (Estados Unidos), su mayor éxito en esa etapa fue la creación y puesta en marcha la lotería catalana de Navidad -la Grossa– desde la dirección general de Tributos y Juego de la Generalitat.

Igualmente sintomática es la elección del periodista Eduard Pujol como portavoz de la candidatura en Cataluña. Era la última oportunidad del partido para adquirir una cierta presencia en la campaña, puesto que Puigdemont sólo ha aceptado en lugares destacados de su lista a los ex consellers encarcelados por orden de la Audiencia Nacional, que obviamente no tendrán de momento ningún protagonismo.

El papel de la coordinadora del PDCat, Marta Pascal, o el del presidente del partido y ex presidente de la Generalitat, Artur Mas, serán absolutamente secundarios. Una estrategia que de momento parece estar dando sus frutos, a tenor de los datos de la última encuesta publicada, la de El Periodico, que sitúa a JxCat a siete puntos de ERC y recortando posiciones respecto a los republicanos.