El ex presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha asegurado este viernes que está «dispuesto a ser candidato» en las elecciones autonómicas del próximo 21 de diciembre, incluso desde Bélgica, donde actualmente permanece para obstaculizar la acción judicial en su contra, y donde podría resistir incluso hasta después de la celebración de los comicios.

Puigdemont ha hecho estas declaraciones en una entrevista concedida a la televisión belga RTBF. El periodista cuestiona al ex presidente y le pregunta directamente si podría presentarse desde el extranjero, a lo que Puigdemont responde afirmativamente: «Y tanto».

El ex dirigente de la Generalitat había asegurado durante los últimos meses que no repetiría como candidato a la presidencia de Cataluña. De hecho, nunca lo fue, ya que en el 27 de septiembre de 2015 concurrió como número tres en las listas por Gerona. El cabeza de lista de la candidatura de Junts pel Sí fue el posterior consejero de Exteriores, Raul Romeva.

Mientras el PDeCat opta por una ‘lista de país’, Junqueras defiende candidaturas separadas

En los actuales comicios, todavía no está claro qué fórmula de presentación escogerán los partidos independentistas, ni si tendrán alguna representación en las listas entidades como Òmnium y ANC. Hoy, la coordinadora general del PDeCat, Marta Pascal, ha llamado a concurrir en una «lista de país» con objetivos conjuntos. Sin embargo, el presidente de ERC, Oriol Junqueras, abogó el jueves antes de ingresar en la prisión de Estremera por las listas separadas.

En este sentido, cabe destacar que las encuestas otorgan una enorme ventaja a ERC sobre el PDeCat. Mientras que la formación de Junqueras alcanzaría cerca del 26% del voto y sería primera fuerza, la antigua Convergència ronda el 10% y la quinta posición en el espectro político, cerca del PP.

Hasta el momento, de hecho, el único miembro del partido que se había postulado como candidato es el ex consejero Santi Vila, en el punto de mira del independentismo por su paso atrás antes de la DUI y por el trato recibido de la justicia, que le concedió sólo a él la prisión eludible bajo fianza por su actitud de colaboración.

La vuelta al proyecto electoral de Carles Puigdemont posiblemente altere esos planes, en los que la CUP también tiene que encontrar un encaje. El partido antisistema no ha decidido todavía si concurrirá en los comicios del 21-D, y deja esa decisión en manos de su próxima asamblea.

Este viernes, el ministro portavoz del Gobierno, Iñigo Méndez de Vigo, también ha confirmado que tanto Oriol Junqueras como el resto de ex consejeros que permanecen en prisión privisional pueden presentarse a los comicios, al no pesar sobre ellos condena en firme ni inhabilitación.

‘En España no hay la menor garantía’

Durante la entrevista concedida a la RBTF, Puigdemont ha insistido: «No he huido». Y ha subrayado que en España «no hay la menor garantía» de un juicio justo para él y el resto de consejeros que la acompañan en Bruselas.

«Eso es lo que quiero denunciar», ha repetido en varias ocasiones Puigdemont, ante las constantes preguntas de los investigadores sobre su actitud y sobre el perjuicio que podría haber supuesto sobre el resto de sus ex compañeros de gobierno. Ante eso, el ex presidente de la Generalitat ha tratado de justificarse diciendo que ya estaba en Bélgica cuando se emitieron las citaciones.

Puigdemont, además, ha denunciado la actitud de las instituciones europeas, que este viernes han vuelto a respaldar al gobierno español. El ex presidente de la Generalitat ha dicho que mientras el asunto catalán interesa a la población internacional, y ha puesto de ejemplo la afluencia de periodistas a su última rueda de prensa, los líderes permanecen en silencio.

Además, Puigdemont ha insistido en retar al Estado a «aceptar» los resultados de las elecciones del 21 de diciembre. «¿Si el 21-D ganan los partidos a favor de la independencia, podremos aplicar nuestro programa? Si no, España no es una democracia», ha advertido el ex presidente catalán, abundando en el mismo mensaje que ya trasladó esta semana desde Bruselas.