Junts per Catalunya recurrirá a “soluciones tecnológicas” para que el cabeza de lista y ex presidente catalán, Carles Puigdemont, pueda participar desde Bruselas en los actos en Cataluña de la campaña, que arrancará en Barcelona y contará con un presupuesto de 1,4 millones de euros.

En una reunión informal con periodistas, la directora de la campaña y número diez de la lista por Barcelona, Elsa Artadi, ha explicado que arrancarán en la sede de Mediapro, en el mismo plató -con capacidad para mil personas- que sirvió en Barcelona de centro de prensa durante la jornada del 1 de octubre.

La campaña de JxCat, la candidatura de Puigdemont, arrancará en la sede de Mediapro que sirvió de centro de prensa el 1-O

Aún se desconoce dónde cerrará JxCat la campaña, pero la candidatura tiene previstos unos 200 actos a lo largo de las dos semanas previas al 21-D, entre ellos mítines en diferentes puntos de Cataluña en los que, de alguna manera, participará Puigdemont.

Artadi ha señalado que recurrirán a soluciones tecnológicas, entre ellos vídeos, para que Puigdemont pueda dirigirse a sus potenciales electores durante los mítines, pese a estar en Bélgica pendiente del proceso de extradición por diversos delitos relacionados con el proceso soberanista.

Pendientes del Tribunal Supremo

Las caras que participen en los diferentes actos programados variarán en función de lo que decida el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena sobre la situación de los encarcelados que son candidatos de JxCat: Jordi Sánchez, Jordi Turull, Joaquim Forn y Josep Rull.

El presupuesto de la campaña es de 1,4 millones de euros, que incluye la cantidad que ha cedido el PDeCAT de subvenciones por derechos electorales (1,35 millones) y la previsión de donaciones ciudadanas a través de la web (52.000 euros). Del total del presupuesto, 600.000 se destinan al envío censal, con lo que pueden contar estrictamente para gasto de campaña con 800.000 euros.

Tras el fracasado intento de una lista única independentista, JxCat está trabajando sobre tres puntos en común con ERC que se abordarán en una reunión del próximo lunes, aunque este acuerdo, si se cierra, se plasmaría en un documento que estará fuera del programa electoral, según Artadi.

Mitin de Puigdemont y Artur Mas en Bruselas

Uno de los puntos reclama la puesta en libertad de los presos -lo que podría caer si al final salen de prisión-, otro es sobre “ratificar” el resultado del 1-O y el tercero hace referencia a un eventual “proceso constituyente”.

De momento, el único acto unitario del soberanismo programado es el del 7 de diciembre en Bruselas, donde habrá una concentración organizada por ANC y Òmnium con presencia de los representantes de los partidos independentistas que puedan viajar (no sería el caso de los exconsellers encarcelados si quedaran en libertad con la prohibición de salir de España).

En todo caso, Artadi ha indicado que todos los actos relacionados con lo que consideran “presos políticos” se harán conjuntamente con ERC. JxCat celebrará asimismo un mitin en Bruselas la tarde del 6 de diciembre, el día antes de la manifestación, en el que participará Carles Puigdemont y el líder del PDeCAT y ex presidente catalán, Artur Mas.