«Los Mossos investigan la aparición de unos muñecos colgados de un puente con los logos de PP, Ciudadanos y PSC. Pues si son los mossos los que investigan vamos a ponernos cómodos». Con este tuit, ya borrado pero capturado por algunos internautas, se ha desatado la polémica en las redes.

Se trata de la foto que ha causado indignación esta mañana: varios monigotes colgados de un puente con los logos de los partidos denominados constitucionalistas, un simulacro de asesinato masivo similar a los que tienen lugar en México relacionados con las mafias y el narcotráfico. El puente está situado en la carretera C17 entre Vic y Tona, en la provincia de Barcelona.

La broma fue rápidamente criticada, y el equipo de redes sociales de la Guardia Civil borró el tuit rápidamente. Y pidió disculpas, alegando que se trata de un «terrible error» cometido precisamente por un «componente» del «equipo de RRSS».

Depurar responsabilidades

«Queremos pedir disculpas a nuestros compañeros de @mossos y vamos a depurar responsabilidades», concluye el último mensaje.

La imagen con el asesinato simulado ha sido muy criticada por el PP y Ciudadanos. El director de campaña del PSC, Salvador Illa, ha hecho pública la misiva remitida a sus homólogos en el resto de los partidos que concurren a las elecciones del 21-D en la que pide que “todos contribuyamos a crear un clima sereno y responsable de confrontación”.