Las amenazas a los partidos constitucionalistas han sobrepasado los límites a medida que se acerca la cita electoral del 21 de diciembre. Este viernes, un puente situado en la carretera C17 entre Vic y Tona, en la provincia de Barcelona, ha amanecido con varios monigotes colgando boca abajo con los logos de Ciudadanos, PP y PSC simulando el asesinato de sus votantes. Un simpatizante de Sociedad Civil Catalana ha tomado la imagen y la entidad ha denunciado este ataque a los partidos constitucionalistas. Los Mossos d’Esquadra han retirado los muñecos a medio día y ha iniciado una investigación para localizar a los responsables.

El PP catalán ya ha anunciado que denunciará estos hechos ante los Mossos d’Esquadra y su líder, Xabier García Albiol, ha señalado que “el nivel de odio de algunos independentistas nos recuerdan las maneras mafiosas del cártel de Medellín” y que “es el resultado del fanatismo que han generado Oriol Junqueras y Carles Puigdemont”.

Sociedad Civil Catalana ha compartido la instantánea a través de su cuenta oficial de Twitter. En ella, aparecen lo que parecen siete cuerpos colgados de los pies desde lo alto del puente en una clara amenaza a los partidos que no defienden la secesión. La entidad ha confirmado la veracidad de la instantánea y la ha trasladado a todos los partidos para que puedan emprender acciones legales.

Algunos de ellos ya han denunciado este acto con ironía. El secretario de organización de Ciudadanos ha sido uno de los primeros en reaccionar.

El líder de Ciudadanos, que se ha reunido este viernes con el grupo ALDE, ha mandado un mensaje de reflexión al PSOE, a quien acusa de querer pactar con los independentistas, para recordarle que “el enemigo no es Ciudadanos, nos están poniendo en la diana los separatistas”.

No es la primera amenaza que se produce en esta comunidad autónoma. Ciudadanos y PP han sufrido numerosas pintadas en sus respectivas sedes y los líderes de la formación naranja a nivel nacional y regional, Rivera y Arrimadas respectivamente, han recibidos amenazas de muerte a través de las redes sociales, que ya investiga la Audiencia Nacional. Los padres del presidente de la formación, además, encontraron hace varios meses su local empapelado con mensajes independentistas y a favor del referéndum y pintadas en alusión a Ciudadanos.

El PSC pide serenar la campaña

El director de campaña del PSC, Salvador Illa, ha hecho pública la misiva remitida a sus homólogos en el resto de los partidos que concurren a las elecciones del 21-D en la que pide que “todos contribuyamos a crear un clima sereno y responsable de confrontación”.

En una campaña fuertemente enrarecida por las consecuencias judiciales del 1-O para una parte de los candidatos y las acusaciones de “fascismo” a los defensores de la aplicación del artículo 155 de la Constitución, Illa defiende que “quienes tenemos la responsabilidad de dirigir las campañas de las principales formaciones políticas hagamos los máximos esfuerzos para que la campaña transcurra en este clima de respeto y serenidad que estoy seguro de que todo el mundo desea”.