El Ministerio del Interior enviará en los próximos días a Cataluña a medio centenar de policías, para escoltar a los candidatos de partidos constitucionalistas durante la campaña electoral que arranca mañana.

Fuentes policiales han confirmado a Efe esta información que adelanta el diario El País y que se produce dos días después de que unos desconocidos colgaran en un puente de la C-17 a la altura de Malla (Barcelona) siete muñecos boca abajo, algunos de ellos con logotipos de Cs, PSC y PP.

Los Mossos han abierto una investigación para tratar de identificar a las personas que colgaron estos muñecos en el puente, donde también se lee una pintada en la que se pide la libertad de los “presos políticos”. Estos 50 policías se unirán a otros 200 agentes, en su mayoría de los Mossos d’Esquadra, que ya actúan como escoltas en Cataluña.

Interior ya se vio obligado a poner escoltas a varios políticos de Ciudadanos como consecuencia de un episodio violento en su sede con un grupo de independentistas, según explica el diario.

La finalidad de estos agentes no será solo dar protección a los candidatos de los partidos constitucionalistas (PP, PSOE y Ciudadanos) durante la campaña electoral sino también a los líderes nacionales que se desplazarán a esta comunidad autónoma para participar en actos y mítines políticos.