Kim, de espaldas, contempla el lanzamiento de un misil. Kim, con sus prismáticos, rodeado de jefes militares, Kim en una plantación. En una fábrica. Junto a Dennis Rodman, el ex jugador de la NBA. El líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, es un líder ubicuo, poderoso y a la vez más cercano al pueblo. Del culto a su imagen se ocupa directamente su hermanísima, Kim Yo-jong, una Goebbels norcoreana.

Acaba de cumplir 30 años, cuatro menos que su hermano, el tercero en la dinastía Kim que rige los destinos de Corea del Norte. La madre de los dos era la bailarina de origen japonés, Ko Yong-hui. Aunque no era el primogénito de Kim Jong-il su ambición convenció a su padre de que era el más apropiado para heredar el trono de Pyongyang.

Su hermana Kim Yo-jong se ha ganado su confianza con creces. Ha quedado patente a principios de octubre de este año, cuando ha entrado a formar parte del poderoso Politburó. “Esta decisión demuestra que sus responsabilidades y su influencia van más allá de lo que se creía y supone una consolidación del poder de la familia Kim”, afirma Michael Madden, experto en Corea del Norte de la Universidad Johns Hopkins en su página web. Es la única mujer en este organismo.

Sus responsabilidades y su influencia van  más allá de lo que se creía», afirma Michael Madden

Desde finales de 2014 era la vicedirectora del departamento de agitación y propaganda del Partido de los Trabajadores. Aprendió el oficio de Kim Ki-nam, veterano en el departamento, según relatan Guido Olimpio y Guido Santevecchi, en el Corriere della Sera. Pronto se superará y aportará sus ideas sobre cómo manejar la imagen de su hermano en los medios.

Es quien ha animado a Kim Jong-un a realizar visitas a parques temáticos, colegios, fábricas, a visitar a la gente en sus casas y dejarse hacer fotos. Cultiva así la adoración al “líder del pueblo”. Su hermanísima es su maestra de ceremonias.

También es artífice de la campaña en torno a la difusión de los detalles sobre los lanzamientos de misiles y las pruebas nucleares. Ha articulado un estilo de comunicación de los mensajes del régimen del que forma también parte la veterana presentadora Ri Chun Hee, que pone voz a las proezas de Kim Jong-un, vestida con su tradicional vestido rosa.

Ri Chun-hee es quien suele anunciar los ensayos nucleares en Corea del Norte.

Ri Chun-hee es la presentadora estrella de Corea del Norte. YOUTUBE

Como su hermano, estudió de niña en Berna, Suiza, donde estaba rodeada de un séquito de parientes y de guardianes. Su hermano se hacía llamar Pak-un y dicen que allí se aficionó al queso. Se cuenta como anécdota que una vez la niña se resfrió y su cuidadora hizo que la ingresaran en el hospital por temor a que pudiera pasarle algo más serio.

A su regreso a Pyongyang, quizá tras pasar por alguna universidad europea, estudió informática en la capital norcoreana. Raramente se vio a Kim Yo-jong en público hasta 2010, cuando asistió a una conferencia del partido. Se sabe que estuvo al lado de su hermano desde finales de los años 2000, cuando la salud del padre se resintió gravemente tras dos ataques al corazón. Kim Jong-il murió en diciembre de 2011.

De Kim Yo-jong no se conocen declaraciones directas pero se cree que es responsable de que ahora las reacciones del régimen norcoreano a cualquier alusión en el exterior sean tan rápidas y muchas veces sorprendentes. Kim Jong-un se dirige directamente al presidente de EEUU, sin intermediarios.

Incluso le llama “dotard” (viejo lunático), una palabra de uso poco común que cobra aún más fuerza mediática que cualquier otra. Kim Yo-jong aparece en la lista negra de EEUU por su responsabilidad en los abusos cometidos por el régimen norcoreano.

Mayor visibilidad a partir de 2014

En marzo de 2014 Kim Yo-jong comienza a dejarse ver con más asiduidad al lado de su hermano. Incluso se sospecha que se hizo cargo de los asuntos de estado un tiempo que Kim Jong-un padeció problemas de salud en otoño de ese año.

Está dándose un relevo generacional. Ha terminado la coexistencia con el régimen anterior», dice Kim Yong-hyun

Con el ascenso de la hermanísima se confirma el relevo generacional. De la decena de dirigentes que acompañaron el traslado del cadáver de Kim Jong-Il junto al actual mandatario ya no queda nadie. “Está dándose un relevo generacional. Ha terminado ese tiempo de coexistencia con los dirigentes de la época anterior”, señala Kim Yong-hyun, profesor de estudios norcoreanos en la Universidad de Seúl, en la agencia Yonhap, según cita The Guardian.

No siempre formar parte de la familia Kim garantiza buen trato del líder supremo. Kim Yo-jong reemplaza de alguna manera a su tía Kim Kyong-hui, que ha caído en desgracia tras la ejecución de su marido, Jang Song-taek, acusado de traición y corrupción a finales de 2013. Desde que llegó al poder a Kim se le atribuyen 340 ejecuciones, más de un centenar en su círculo próximo.

Son muchos los que creen que el régimen norcoreano está detrás del envenenamiento del hermanastro de Kim Jong-un y Kim Yo-jong en el aeropuerto de Kuala Lumpur. Kim Jong-nam, poco interesado en el poder, murió tras ser atacado por dos mujeres, que aseguran que no sabían lo que hacían. Acaba de saberse que llevaba un antídoto en un bolsillo porque se sabía amenazado.

Ahora son los millennials los que están al mando, con Kim a la cabeza, casado con la ex artista Ri Sol-ju. Su propagandista en jefe, su hermana Kim Yo-jong, tuvo un bebé en mayo pasado, fruto de su matrimonio con Choe Son, hijo del vicepresidente del partido, Choe Ryong-hae, recién ascendido a la poderosa comisión de asuntos militares. Como las monarquías en la Europa imperial, tejen sus redes de poder en la élite. Si sobrevive el régimen a los vaivenes nucleares, a Kim le sucederá otro Kim.