Los manifestantes que se han concentrado fuera del Museo de Lleida para intentar dificultar el traslado de las obras de Sijena a Aragón han vivido momentos de tensión con los Mossos que protegían el dispositivo preparado para llevárselas, que han llegado a utilizar sus porras contra los concentrados. El momento de mayor tensión se ha producido cuando más de un centenar de personas han intentado acceder al perímetro vallado alrededor del Museo de Lleida, lo que ha sido impedido por una barrera formada por decenas de Mossos.

Hacia las 9 de la mañana han llegado otras 5 furgonetas de los antidisturbios de los Mossos, que se han unido a la decena de vehículos policiales y decenas de agentes que ya se encontraban en la zona desde esta madrugada. Los agentes han procedido entonces a cortar parcialmente la Rambla d’Aragó, junto al Museo de Lleida, y han hecho retroceder a alguno de los manifestantes que no querían moverse del lugar, a golpe de porra. Los concentrados han reaccionado a la acción de los Mossos con gritos como “no hace falta pegar” o “España nos trata como a perros”.

“Con nocturnidad y utilizando a una policía militarizada, aprovechando un golpe de estado para expoliar Catalunya con absoluta impunidad”, ha denunciado el ex president Carles Puigdemont a través de su cuenta de Twitter.

Puigdemont ha sido respondido por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, quien ha advertido de que la resolución judicial sobre la devolución de 44 obras de arte del Museo de Lleida al Monasterio de Sijena (Huesca) se debe cumplir porque es lo “normal” en un Estado democrático, y “si alguien cree que no y quiere sustituir al juez que lo diga”, ha apostillado.

POr su parte, el alcalde de Lleida, el socialista Àngel Ros, ha denunciado también que se trata de un uso ilegítimo de la aplicación del artículo 155, que en ningún caso debería servir para “resolver pleitos entre administraciones”. Ros, que hasta ayer confiaba en que la justicia atendiera alguno de los cuatro recursos presentados por el Ayuntamiento de Lleida, la Diputación, la Generalitat y el Museo Diocesano para frenar el traslado de las 44 obras de arte sacro ha sido abucheado por los manifestantes a su llegada, esta mañana, a las dependencias del Museo.

En términos mucho más duros se ha expresado la candidatura de JxCat, que en línea con Puigdemont ha denunciado “el expolio de las obras de Sijena del Museo de Lleida evidencia la cobardía la pobreza moral del Estado; aprovechar la debilidad del gobierno legítimo y de sus instituciones a raíz del 155”.

Los ex convergentes han tachado la situación de “vergonzosa” tras recordar que la ejecución de la sentencia es provisional, al ministro de Cultura, Iñigo Méndez de Vigo, lo acusan de una actuación “indecente” y advierten de que “tampoco es una victoria para Aragón, porque deberá vivir con la vergüenza de expropiarse de la excelencia en materia de preservación del patrimonio de Cataluña”.

Traslado tras ocho horas de embalaje

Las primeras obras de arte del monasterio de Sijena (Huesca) han empezado a salir del Museo de Lleida pasadas las 12.15 horas, después de un proceso de embalaje que ha durado cerca de 8 horas, en medio de un ambiente tenso entre los centenares de personas concentradas fuera del edificio. Un camión de mudanzas se ha situado a esa hora frente a la puerta del almacén del Museo de Lleida para cargar las 44 obras y trasladarlas hoy mismo hasta el municipio oscense.

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha rechazado paralizar el traslado de los 44 bienes de Sijena a Aragón, medida instada por el Consorcio del Museo de Lleida y la Diputación de Lleida, aunque ha afirmado que este proceso no es “irreversible”. Así lo sostiene la sala quinta de lo contencioso-administrativo del TSJC en sendos autos en los que desestima la medida cautelarísima urgente solicitada por el Museo de Lleida para paralizar el traslado, que se ha empezado a efectuar esta madrugada por orden del juzgado de primera instancia número 1 de Huesca.

En uno de los autos, el TSJC pone de manifiesto que “lo acordado por el orden jurisdiccional civil constituye una ejecución provisional, sujeta en este momento a previsibles recursos de casación”, y que el proceso contencioso está aún en trámite, “sin que por ende, el traslado que se pretende paralizar deba ser irreversible”.

En sus escritos, fechados el pasado jueves 7 de diciembre, el alto tribunal catalán rechaza adoptar una medida cautelar para paralizar el traslado, que ya se está ejecutado, porque entiende que no le corresponde “la valoración, revisión o control” de resoluciones dictadas por la jurisdicción civil “en el ejercicio de sus funciones”. El TSJC también remarca que el ministerio de Cultura, en virtud del artículo 155 de la Constitución, actuó “en el ejercicio de sus competencias” al expresar formalmente su voluntad de cumplir la orden judicial de traslado, por lo que rechaza que se trate de una “vía de hecho”.

Fin del plazo

El operativo que se encarga de la devolución de 44 bienes del patrimonio histórico y artístico de Sijena al Monasterio de la localidad oscense, y que radicaban en el Museo Nacional de Arte de Cataluña, en Lleida, se ha puesto en marcha de madrugada. Este lunes acaba el plazo dado por el juez para proceder al regreso de esta muestra del arte religioso de la comunidad aragonesa, y por ello, a medianoche se ha activado la operación para que los 44 bienes sean embalados y transportados en las mejores condiciones.

Técnicos del Gobierno de Aragón han acudido al Museo de Lleida para supervisar el traslado de las obras de arte de Sijena, en medio de las protestas de unas doscientas personas que se han concentrado ante el recinto bajo la lluvia. Para ello, el Gobierno de Aragón, a través de la Consejería de Educación Cultura y Deporte, ha activado un dispositivo que se encargará de la operación tanto en Lleida, en la sede del Museo, como en Villanueva de Sijena.

Fuerzas independentistas han pedido a los ciudadanos que se concentren en las puertas del museo para protestar

El presidente del Ejecutivo autonómico, Javier Lambán, a través de su cuenta en Twitter, informaba sobre las 4.00 horas de que la operación se encontraba en marcha, por lo que mantiene “contacto permanente” con la consejera de Educación, Cultura y Deporte, Mayte Pérez, y con su equipo.

 

Hasta hoy se han producido una serie de hechos que han demorado la entrega, entre ellos el proceso independentista en el que se embarcó el anterior Govern catalán de Carles Puigdemont y que, entre sus consecuencias, ha generado que dos ex consellers de Cultura de la Generalitat de Cataluña estén encausados por desobediencia, casos de Santi Vila y Lluis Puig.

Para acabar con el plan independentista el Gobierno aplicó el artículo 155 de la Constitución, aún hoy en vigor en Cataluña, y se hizo con las riendas del Govern previo cese de sus integrantes, con Puigdemont a la cabeza. Debido a dicho artículo ha tenido que intervenir en el litigio de los bienes el ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, pues es el titular actualmente de las competencias culturales de la Generalitat de Cataluña.