El ex presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha presentado este martes su dimisión como presidente del PDeCat. Mas ha hecho el anuncio en rueda de prensa tras la reunión de la ejecutiva del partido, y ha asegurado que lo tenía decidido «desde hace meses». «Doy otro paso al lado. Hace precisamente dos años que di el primero y anuncié que dejaba la presidencia de la Generalitat y propuse a Carles Puigdemont», ha recordado Artur Mas durante su comparecencia.

Artur Mas ha asegurado que su decisión está motivada en dos razones. La primera, «y más importante», está vinculada directamente con el resultado de Junts per Catalunya el pasado 21 de diciembre. «Es muy bueno y va mucho más allá de las expectativas», ha dicho, antes de explicar que «abre una oportunidad de oro» para que el PDeCat amplíe su base aprovechando el tirón de los incorporados con JxC. «Esto necesita personas nuevas», ha reconocido Artur Mas. «No quiero que el hecho de que yo ocupe la presidencia pueda suponer un freno a esta expansión», ha subrayado.

Carta de dimisión de Artur Mas como presidente del PDeCat.

Carta de dimisión de Artur Mas como presidente del PDeCat.

Artur Mas ha hecho hincapié en que no se retira de la política activa, sino que pasa a un plano secundario. «La vida es muy larga, no se sabe lo que puede pasar», ha dicho el ex president sobre su futuro.

El ex presidente de la Generalitat también ha citado su situación judicial como otro de los principales motivos de su abandono de la dirigencia del PDeCat. «Voy a quedar inhabilitado para el ejercicio de un cargo público», ha augurado, «porque difícilmente va a haber un recurso que pueda resolver a corto plazo esta situación». Artur Mas ha sido procesado por la organización del referéndum ilegal del pasado 9 de noviembre de 2014.

Además, Artur Mas ha confirmado que este mismo martes ha recibido la notificación del Tribunal Supremo por la que se le incluye entre los investigados por la causa ampliada referente al 1 de octubre.

El anuncio llega el día después de que el ex presidente catalán contradijera en el consejo nacional del partido la estrategia marcada por Carles Puigdemont para forzar la repetición electoral si el Estado no se pliega a su exigencia de retirar las causas judiciales contra los líderes independentistas.

Mas expresó el lunes su rechazo a la posibilidad de la repetición electoral y su apuesta por mantener una legislatura larga y, por lo tanto, estable. Es una voluntad contraria a la de Carles Puigdemont, que prefiere forzar unas nuevas elecciones antes que buscar un candidato alternativo para la presidencia de la Generalitat.

Las tesis de Artur Mas las comparten en la dirección del partido heredero de Convergència, en ERC e incluso miembros del propio equipo de Puigdemont, tal y como avanzó El Independiente. La estrategia de fuerza del ex presidente huido en Bruselas, sin embargo, es contraria, consciente de que su éxito electoral desbordó tanto a ERC como a la dirección de su propio partido.